Una nueva especie de rana cohete descubierta en el Valle de Íntag, en la provincia de Imbabura, Ecuador, ha sido nombrada como rana cohete resistencia. Fue descubierta en un área del valle que está amenazada por el proyecto minero Llurimagua, afirmaron representantes de las oenegés Re:wild, Alianza por los Derechos Humanos y la Coordinadora Ecuatoriana de organizaciones para la Defensa de la Naturaleza y el Medio Ambiente (Cedenma).

Empresa estatal de cobre chilena va a instancias internacionales por proyecto ecuatoriano Llurimagua

El nombre de la rana fue elegido por un voto público en línea y revelado el pasado 4 de mayo, durante la celebración de la Semana Internacional de los Anfibios.

“Esta pequeña rana cohete es una prueba de que las comunidades de Íntag no están listas para rendirse”, dijo Lina Valencia, coordinadora de países andinos del movimiento ambientalista Re:wild. “La mejor oportunidad que tenemos para abordar la crisis climática, la crisis de extinción y salvaguardar la salud humana es proteger a las especies en peligro de extinción y los lugares en los que viven. Los anfibios de los Andes tropicales de Ecuador deben protegerse de amenazas como la minería”.

Las tres organizaciones sostienen que el proyecto minero Llurimagua no fue consultado con las comunidades de acuerdo con la Constitución ecuatoriana, y que en el Estudio de impacto ambiental tampoco se incluyó a las especies en peligro de extinción, por lo que se ha presentado una demanda para que se deje sin efecto la concesión minera y la licencia ambiental de dicho proyecto.

Publicidad

“En febrero del 2022, una disposición judicial estableció el proyecto Llurimagua no violaba los derechos de la naturaleza ni los derechos de las comunidades locales”, dice el comunicado conjunto. “El equipo legal que representa a los habitantes de la zona solicitó al juez la aclaración y ampliación de la sentencia que también fue denegada en marzo del 2022. El caso se encuentra en apelación, que se llevará a cabo en la Corte Superior de Imbabura el (próximo) mes de julio”.

Foto: GlobalWildLife.org

“En un momento en que la transición a energía verde esté en pleno apogeo, aumentando rápidamente la demanda de metales clave como el cobre, es esencial que la humanidad se vuelva consciente de que la demanda creará abusos a los derechos humanos, contaminará los ríos a perpetuidad, y extinguirá especies como la rana cohete resistencia de Íntag, a menos que todos hagan algo para prevenirlo”, dijo Carlos Zorrilla, cofundador de Defensa y Conservación de Intag.

Como estrategia, las comunidades locales organizaron la votación por el nombre para la especie de rana cohete descubierta en 2019. Desde el 22 de marzo participaron 1.878 personas. El nombre ganador recibió aproximadamente el 84 % de los votos.

Foto: GlobalWildLife.org

El Centro Jambatu de Investigación y Conservación de Anfibios realizó un muestreo rápido e independiente de los anfibios de la zona de Junín, en Imbabura, y asegura que encontró 22 especies de ranas viviendo en una parte del área de concesión Llurimagua. Jambatu, sin embargo, cree que puede haber cerca de 100 especies.

La rana arlequín hocicuda, una especie que se pensaba extinta hasta que fue redescubierta en 2016, también vive dentro de la concesión minera, “y en ninguna otra parte de la Tierra”, expresa el documento de Jambatu. “Además de esas dos ranas endémicas, el área es hogar para decenas de animales amenazados por la extinción, incluyendo al mono araña de cabeza marrón (Ateles fusciceps), uno de los primates en mayor peligro en el mundo”, y añaden que la comunidad del Valle de Íntag seguirá, como la rana, resistiendo. (I)