“¿No me hará daño el café así?, ¿así cómo? Sin pancito”, esta es una de las conversaciones cortas que se pueden leer en uno de los cientos de memes, cuyo protagonista es un mono capuchino, que se han viralizado en estos últimos días en las redes sociales de Ecuador y Latinoamérica.

Sin embargo, esta imagen del primate, con un gesto entre resignación y enojo, revela una cruel realidad: la mascotización de especies silvestres. Fotos del primate ya se habían viralizado antes. Incluso era apodado como el “mono más famoso de TikTok”, ya que su “dueño” subía videos del animal en una cuenta en esa plataforma digital, que hasta el momento tiene más de 18 millones de seguidores.

El primate, al que se lo llamó George, murió en junio pasado debido a “complicaciones” con la anestesia en un procedimiento dental. Tras la muerte, el dueño, que vive en Estados Unidos, tiene ahora otro mono y asegura que el actual es el “sobrino” de George. En la página de Facebook y de Instagram comercializa camisetas y souvenirs con las imágenes del mono. Además, para este mes de diciembre ha publicado una lista de los “deseos” para que los seguidores le compren artículos al animal. El dueño afirma que lo recaudado es para caridad.

Además indica que el primate “se unió a la familia como un animal de apoyo emocional para una persona que tiene un trastorno nervioso doloroso”. En Estados Unidos hay criaderos de primates con este fin, pero oenegés han cuestionado este tipo de prácticas.

Publicidad

Wildlife Conservation Society (WCS) fue una de las organizaciones que alertó sobre el caso del mono y su mascotización. WCS utilizó el propio meme para preguntar: “¿No me hará daño vivir así?, ¿así cómo? Como mascota”. Además, indicó que los monos son uno de los animales más traficados en el mundo: “Para obtener un mono de mascota, 9 nueve monos mueren en las manos de los traficantes”.

En Ecuador, los monos, junto a las aves y los reptiles, son los animales más traficados para mascotización. Por esto, WCS Ecuador, el Quito Zoo, Proyecto Sacha, entre otras organizaciones, lanzan hoy la campaña Tu casa no es mi hábitat. Uno de los factores que abordará esta iniciativa es el caso del mono George.

Según la Unidad Nacional de Policía de Protección del Medioambiente (UNPAMB) de Ecuador, entre 2019 y 2020 se rescataron alrededor de 8.707 animales silvestres. Hasta julio de 2021 se rescataron otros 3.812 animales, es decir, en los primeros seis meses del año en curso se retuvo casi el número total de especímenes con relación a cada uno de los años anteriores.

Julia Salvador, coordinadora de combate de tráfico ilegal de vida silvestre de WCS Ecuador, indica que este tipo de campañas son esenciales para seguir haciendo ruido y conciencia sobre la no mascotización de estas especies.

Publicidad

En el caso de los monos las personas piensan que solo con darles de comer los cuidan, pero al no estar en sus hábitats ellos sufren. En tanto, los reptiles como pueden pasan largos periodos sin comer o beber son muy traficados”, indica.

Para Martín Bustamante, director del Quito Zoo, si bien todavía se registran un número alto de casos de animales traficados en el país, cada vez hay más personas que rechazan este tipo de actos.

Estas campañas contra el tráfico deben seguir para motivar a la gente a no comprar este tipo de animales”, dice.

La campaña Tu casa no es mi hábitat también busca desalentar la compra de animales silvestres en este mes, ya que por las fiestas, especialmente en Navidad, las personas tienden a adquirir estas especies como mascotas. Esta iniciativa se da en el marco de las acciones del proyecto regional Alianza por la Fauna Silvestre y los Bosques financiado por la Unión Europea.

Publicidad

Otras de las instituciones que participan son: Fundación Herpetológica Gustavo Orcés/Vivarium de Quito, Protección Animal Ecuador (PAE), Coca Zoo, Amaru Bioparque Cuenca, Proyecto Washu, Grupo de Estudio de Primates del Ecuador (GEPE), Yanacocha Animal Rescue Center, y la UNPAMB.

Además, hoy, 14 de diciembre, se conmemora el Día Mundial del Mono para concienciar sobre los problemas de conservación de estos animales. Además de la cacería y la pérdida de bosques, algunas especies de monos en Ecuador resultan afectadas por enfermedades que también padecen los humanos como fiebre amarilla, zika o dengue. Estos males pueden dañar a una persona, pero para ellos son fulminantes.

En el país hay 21 especies de primates y una subespecie. De ellas, 11 están consideradas en peligro o amenazadas. (I)