El IBM Sustainability Accelerator es un programa internacional probono (sin cargos financieros) y de impacto social que utiliza tecnologías IBM, como la nube híbrida y la inteligencia artificial, además de un grupo de expertos, para mejorar y escalar las operaciones de las organizaciones no gubernamentales y sin fines de lucro, enfocándose en las poblaciones vulnerables ante amenazas ambientales, incluidos el cambio climático, el clima extremo y la contaminación.

En ese marco, la compañía decidió enfocarse para el 2022 en iniciativas que promuevan la generación de energía limpia abriendo una convocatoria mundial que se cerró el pasado sábado 30 de abril. Así, en una segunda fase de este llamado, los expertos en industrias de IBM configurarán los recursos y la tecnología de IBM diseñada para ayudar a los participantes a cumplir sus objetivos de impacto comunitario y ambiental.

Las tecnologías que aplicarán serán IBM Watson, IBM Cloud y Environmental Intelligence Suite, entre otras. Además, las organizaciones beneficiarias de IBM Sustainability Accelerator recibirán créditos mensuales de IBM Cloud, créditos para datos meteorológicos, tutoría y acceso al ecosistema de socios de IBM. Los expertos de la compañía también apoyarán proyectos piloto de soluciones para ayudar a facilitar la implementación óptima, escalar el impacto a largo plazo e impulsar resultados sociales fundamentales.

Fabián Román, presidente de la Fundación Plan 21 y que tiene el privilegio de ser parte de este programa de IBM, lo considera un apoyo esencial para el desarrollo y despliegue de soluciones en América Latina.

Publicidad

Fabián Román, presidente de la Fundación Plan 21. Foto: Cortesía

¿Cuáles son las mayores necesidades que hayan identificado en nuestra región y para las que quieran ofrecer soluciones innovadoras?

Creemos que es necesario hacer frente al cambio global con soluciones innovadoras, y en una región como la nuestra hay dos sectores claves para trabajar y fortalecer la contribución de estos a los objetivos de desarrollo sostenible de Naciones Unidas, ellos son el turismo y la agricultura.

La producción de alimentos es clave para el futuro de nuestro planeta, y somos una región donde esta actividad es ejercida por miles de pequeños agricultores que muchas veces subsisten en condiciones de alta vulnerabilidad, que deben lidiar en primera fila con las consecuencias del cambio climático.

Por eso, creemos que hace falta desarrollar iniciativas que los apoyen para mejorar su competitividad y a la vez facilitar la incorporación de buenas prácticas agrícolas y diversas estrategias para la agricultura climáticamente inteligente y regenerativa.

Publicidad

Y eso es lo que proponemos a través de nuestra iniciativa YVY, una aplicación que pone la tecnología al servicio de un nuevo tipo de agricultura en América Latina, sensible con las personas que más lo necesitan y con el planeta bajo una mirada global y solidaria en el sentido más amplio del concepto de sostenibilidad.

Gracias a ser parte del IBM Sustainability Accelerator, junto con el Tecnológico de Costa Rica y con el conocimiento que nos acerca CyD Certified de Ecuador como especialistas en agricultura sostenible en América Latina, hemos podido diseñar este proyecto piloto en cinco países para apoyar a pequeños agricultores. El compromiso de los voluntarios de IBM, el acceso a su nube y la información provista por The Weather Company, nos permite cocrear una solución de alto impacto en la región, para medir huellas y sumar certificaciones de sostenibilidad y pronósticos climáticos extendidos entre muchas cosas.

¿Qué resultados logrados hasta el momento a través de la gestión de Fundación Plan 21 destacaría?

Creemos que a través de nuestros programas de turismo sostenible y el de cambio climático (Carbonocero), dos de los más antiguos de América Latina y el más nuevo, Agricultura Regenerativa, hemos aportado al debate regional sobre estas temáticas y al desarrollo de muchas intervenciones valiosas

Publicidad

Carbonocero ha contado con el apoyo de empresas como IBM, con quienes desarrollamos herramientas tecnológicas para apoyar la sostenibilidad turística, como aplicaciones móviles para medir huella de carbono del transporte aéreo, iniciando una etapa de innovación para el desarrollo sostenible. Nuestro trabajo con el voluntariado de IBM ha sido premiado por la empresa a escala global y contamos además con múltiples alianzas nacionales e internacionales.

Siguiendo con nuestro aporte innovador, en el último año hemos lanzado el programa de voluntariado Viajes con Sentido y nuestra plataforma de e-learning para acreditar competencias profesionales en desarrollo sostenible.