Carlos Ávila junto a su esposa hacen sus compras regulares en el mercado de Sauces 9, al norte de Guayaquil. En esas constantes visitas al lugar de abastos observaban a muchos de sus amigos y otras personas, de clase media y media-alta, quedarse sentados en sus autos en sus autos mientras sus empleadas domésticas compraban en el mercado.

Empezaron a preguntar e investigar el por qué de esta situación y descubrieron que las personas iban por el ahorro que genera comprar alimentos en mercados que en supermercados. “Muchos nos dijeron que se ahorraban un 50% en papa, arroz, tomate”, indica Carlos. Fue allí que se les ocurrió crear una aplicación de delivery que “conecte” a los llamados caseritos con estos usuarios que tienen una demanda de sus productos.

Allí nace Ecofast. En la primera parte de nuestro proyecto estamos enfocados en los dos mercados más grandes de Guayaquil: el de Sauces 9 y de Mapasingue Oeste . Nuestra zona de cobertura inicial es vía a la costa, Samborondón, Daule satelital y Ceibos”, dice.

Actualmente tienen acuerdos con tres caseros de legumbres y tres de frutas en cada mercado, pero irán aumentando de acuerdo a la demanda. El único requisito para que un comerciante ingrese a Ecofast, dice Carlos, es que entreguen los mejores productos: “A ellos no les pareció nada nuevo este tipo de servicios, ya que ellos ya realizan entregas a domicilio luego de cerrar su puesto en el mercado a las tres de la tarde. Sin embargo, les entusiasma estar en una plataforma que no emite emisiones de CO2″.

Publicidad

Además, Ecofast es la primera plataforma de delivery 100% ecológica, ya que posee 100 motos y 20 autos eléctricos para que realicen la entrega. La inversión fue de $400.000 en los vehículos y $125.000 en las motos. Carlos junto a su esposa realizaron un préstamo bancario para concretar el proyecto.

La flota de Ecofast es 100% eléctrica. Foto: Cortesía

Los usuarios eligen los productos que quieren que les lleven a domicilio y los llamados pickers (personas entrenadas que se encargan de la selección de los productos) son los encargados de realizar la compra. Luego, ellos entregan los productos a los ecodrivers (conductores) que están afuera de los dos mercados. Con cada entrega el cliente podrá ver un contador de CO2 para que pueda apreciar en tiempo real la cantidad de gases que se dejó de emitir en la compra.

Los pedidos llegan en perfecto estado y en la temperatura correcta, ya que no se usan mochilas sino cajones térmicos que mantienen la temperatura de los alimentos.

Los productos tienen el mismo precio del mercado. No le cobramos al comerciante por estar en nuestra plataforma. Lo único que cobramos es el delivery. Así generamos más clientes a los caseritos por medio de la tecnología”, indica Carlos.

Publicidad

Cuenta que el arranque de la plataforma no ha sido fácil, ya que se dio en medio del paro nacional que sufrió el país hace poco y también se registra un rebrote de infectados con COVID-19.

Para seleccionar al personal que trabaja en la aplicación se realizan controles “estrictos” e incluso se piden antecedentes penales. El 95% de los ecodrivers son personas jóvenes que al salir del colegio o al estar en la universidad no tienen trabajo.

Los pickers son los encargados de realizar las compras en los mercados. Foto: Cortesía

Otro de los grandes retos que ha tenido que enfrentar la app es el sistema de carga para sus vehículos, ya que en el país la construcción de electrolineras no ha avanzado mucho: “Las motos las estamos cargando en nuestros puntos, tenemos tres puntos. Los vehículos se cargan en nuestros patios donde tenemos conectores de carga lenta y estamos montando uno de carga rápida. Lastimosamente el Estado no ha ayudado a la movilidad sostenible”.

Ecofast también quiere ingresar en los grandes supermercados, pero Carlos cuenta que se les ha hecho “difícil entrar a las empresas grandes porque están prefiriendo a plataformas internacionales pese a que son contaminantes”. Además, la app ya tiene acuerdos con restaurantes, minimarkets, ferreterías y farmacias en su zona de cobertura para dar el servicio de delivery. También está realizando alianzas con empresas que ofrecen envases biodegradables y fundas de material ecológico, con la finalidad de reducir el consumo de plásticos. (I)