Pasta de dientes al granel, afeitadoras reutilizables, cepillos de dientes de bambú, hilo dental natural recargable, champú en barra, frutos secos, pastas o especias al granel son parte del catálogo de productos de la tienda Alpeso, ubicada en el norte de Guayaquil. La idea es clara: cero basura e impulsar el consumo responsable.

Es que los plásticos que, por lo general, envuelven a estos productos demoran en degradarse hasta 500 años. Los océanos y las playas, incluyendo las de Ecuador, están llenos de basura plástica. Por lo que es hora de ayudar al planeta y, además, generar un ahorro significativo al bolsillo, dice Mónica Torres, gerenta general de Alpeso.

Indica que cada vez son más las personas que se acercan a la tienda buscando un cambio a la hora de adquirir productos que se utilizan en la vida cotidiana y que este comportamiento aumentó con la pandemia.

Publicidad

Solo al momento de comprar un salero, por ejemplo, la persona paga por el empaque, la etiqueta y el marketing. Entonces, si no lo hace por conciencia ambiental, comprará al granel por el ahorro que siente. Por lo que empieza a comprar frecuentemente y va siendo parte de esta cultura”, señala.

Añade que este tipo de iniciativas también promueven el consumo de alimentos o especias en las cantidades justas: “Al comprar, por ejemplo, solo la cantidad de ingredientes que necesita para preparar algún plato en especial, también se disminuye la cantidad de alimentos que se botan, ya que en los supermercados venden empaques con cierta cantidad y lo que no se usó, se botó”, dice.

De hecho, el desperdicio de alimentos es uno de los problemas que busca enfrentar las Naciones Unidas. Cada año se estima que 1.300 millones de toneladas de alimentos a nivel mundial acaban pudriéndose en la basura de consumidores y minoristas, o estropeándose debido a un transporte y unas prácticas de recolección deficientes. En Ecuador se desperdician 939.000 toneladas métricas de alimentos por año.

Publicidad

En caso de que la población mundial alcance los 9.600 millones de personas en 2050, se necesitarían casi tres planetas para proporcionar los recursos naturales necesarios para mantener los estilos de vida actuales.

Las Naciones Unidas también habla de la responsabilidad de las empresas, ya que el consumo y la producción sostenible consisten en hacer más y mejor con menos. También se trata de desvincular el crecimiento económico de la degradación medioambiental, aumentar la eficiencia de recursos y promover estilos de vida sostenibles.

Publicidad

En Ecuador hay empresas que han acogido el concepto de sostenibilidad en sus líneas de producción. Por ejemplo, en Cervecería Nacional las botellas nuevas de vidrio son hechas 100 % con vidrio reciclado. También impulsa el uso de envases retornables. El vidrio es en una materia prima 100 % reciclable, genera menos residuos, reduce el consumo de energía, agua y emisiones de CO2. Su calidad no se pierde al reutilizarse o reciclarse, a diferencia del plástico.

Identificar una botella reciclable o retornable es necesario para poder clasificarla desde el hogar. La principal diferencia entre ambas es el pico, el primero tiene forma de rosca y el segundo es totalmente llano.

Se deben adquirir bebidas en envases reciclables y retornables. El vidrio es uno de los materiales que menos contamina. Foto: Cortesía ReciVeci

Emprendimientos como Pepita Capulí, en Quito, expenden productos de limpieza al granel y a domicilio. La idea también busca generar un ahorro al bolsillo del consumidor y disminuir los desechos.

En tanto que si se necesita comprar botellas plásticas, estas pueden reciclarse. Iniciativas como ReciVeci conectan a todos los actores de la cadena de gestión de residuos reciclables con innovación social y buscan dignificar el trabajo de miles de recicladores de base que cargan con la responsabilidad del reciclaje en la mayoría de municipios de Ecuador. Aunque ReciVeci no está disponible en todo el país, se puede buscar a un reciclador de base de confianza para que gestione este tipo de residuos.

Publicidad

La empresa cementera Unacem Ecuador también ha fomentado la sostenibilidad en sus procesos de producción. Hace poco firmó un convenio interinstitucional público-privado con cuatro municipalidades de la provincia de Imbabura para la implementación de un sistema de gestión para el aprovechamiento de residuos sólidos urbanos.

El 15 de marzo próximo se conmemora el Día Mundial de Consumo Responsable que busca generar conciencia sobre la forma en que producimos y consumimos los humanos. (I)