Publicidad

Labor de mujeres: mayor conexión social, menor desgaste

Un desarrollador de personas tiene agudeza para detectar talento, sensibilidad para aportar, y firmeza para tomar decisiones que encaucen caminos. Foto: Shutterstock

Hace poco mi esposa me escuchaba dar clases, y al escuchar una pregunta sobre las mujeres en las empresas, ella me sugirió que debería escribir sobre este tema. Por eso, a poco de celebrar el día de la mujer, quisiera resaltar cómo su naturaleza, habilidades y liderazgo enriquecen el ámbito laboral.

Mientras entrevistaba a algunas personas que iban a ser incorporadas en un programa de liderazgo, me fui encontrando narrativas como esta: “Yo había aprendido un cargo, pero mi líder llegó y me envió a aprender otra sección. Gracias a ella, hoy lidero una agencia”.

La siguiente persona me contó: “En un momento difícil, mi líder se acercó y me ayudó a levantarme. Hoy soy la responsable del área”. Y una tras otra, cada persona me comentaba cómo su líder había influenciado en su crecimiento.

Cuando finalmente la conocí, me encontré con una señora alegre, cálida y con mucha sabiduría. Ella encarnaba lo que un desarrollador de personas debía tener: agudeza para detectar talento, sensibilidad para aportar y firmeza para tomar las decisiones que encaucen caminos.

Tengo muchas historias así, pero esta enmarca claramente lo que hacen las mujeres en el ámbito laboral. En efecto, poseen aquella sensibilidad para detectar los estados anímicos de personas, equipos, áreas o incluso de una organización. Y recomiendo que se tomen muy en cuenta sus percepciones, pues muchas veces permitirán actuar anticipadamente.

Margaret Heffernan, en su conferencia TED ‘¿Por qué olvidar el orden jerárquico en el trabajo?’ menciona que los equipos exitosos suelen estar conformados por un mayor número de mujeres. Esta hipótesis la corroboramos en los assessments que realizamos en Humane Consulting Group, donde el 88% de los equipos ganadores tuvieron esta característica. La fuerte conexión social –o empatía– que desarrollaban las mujeres las ayudaba a llegar rápidamente a consensos, por lo que hubo más sincronía y menos desgaste en la ejecución.

Asimismo, las mujeres son influencers naturales que fácilmente logran transferir emociones lo que las vuelve excelentes comunicadoras. Esto, sumado a su alta capacidad de adaptación, hace que sean muy efectivas a la hora de aportar en la edificación del ambiente laboral.

Me quedo corto de espacio, pero quisiera terminar agregando que todos tenemos responsabilidad en la construcción de la sociedad. Por eso es necesario que, tanto hombres como mujeres, consolidemos la riqueza de nuestros talentos para lograr que las organizaciones sean comunidades vivas de desarrollo profesional, cultural y de valores. (O)

Comparte este artículo

¿Tienes alguna sugerencia de tema, comentario o encontraste un error en esta nota?