En un nuevo año escolar marcado por la pandemia del coronavirus, el reto de los establecimientos educativos particulares es mantener el estudiantado, pues en medio de la crisis económica en la que muchos padres han perdido sus empleos o han visto mermados sus ingresos, la migración del sistema privado al público es la opción a la que empuja la economía doméstica.

Conscientes de la situación, algunos planteles privados se han visto en la necesidad de diseñar estrategias que eviten el retiro de sus estudiantes en el contexto de la educación virtual, que se aplica desde el periodo lectivo anterior como una medida para contrarrestar los contagios.

En la Unidad Educativa Academia Naval Altamar, ubicada en Vélez y Carchi, este año lectivo se aplicó un descuento del 25% tanto en el valor de la matrícula como de las pensiones.

En el periodo escolar anterior, el plantel hizo un descuento del 30% en ambos rubros y sobre ese monto se aplica ahora la nueva reducción, explicó Guillermo Vásquez López, gerente del establecimiento. Adicionalmente, sostuvo, hay un sistema de becas para alumnos de escasos recursos o para el caso de hermanos.

Publicidad

El centro educativo no solicitó textos a los estudiantes durante el primer año de la pandemia, y en este periodo académico distribuirá los textos gratuitos entregados por el Municipio de Guayaquil.

A pesar de estos esfuerzos el nivel de deserción del plantel es medio.

Martha Córdova, presidenta de la Federación de Colegios Particulares Laicos del Guayas (Fedepal), señaló que los niveles que más deserción registran son el inicial y el bachillerato.

Esto, a su juicio se da porque hay padres que consideran “que no es muy urgente que un niño de 3,4 o 5 años estudie, pero para nosotros si es importante, porque se desarrollan habilidades muy importantes”, acotó.

En el caso del bachillerato, Córdova mencionó que la deserción se ha dado, en parte, porque hay hogares en los que el papá o la mamá ha fallecido a causa del virus y a los adolescentes les ha tocado asumir la responsabilidad de buscar un trabajo o alguna actividad que genere recursos para la casa.

Ella sostuvo que cada institución educativa aplica las estrategias acorde a su propia realidad. A pesar de esto estimó que la deserción podría ser de un 30%.

Publicidad

Otros establecimientos como la Unidad Educativa Dante Alighieri, situada en Cuenca y Guerrero Martínez, publicitan en sus redes sociales las estrategias con las que apuntan a mantener el número de estudiantes.

“Pensiones con el 10% de descuento los primeros diez días de cada mes”, se lee en la fanpage de dicho plantel de padres josefinos de San Leonardo Murialdo.

“Cualquier descuento es una ayuda en esta época”, comentó el representante de una estudiante de octavo de básica y agregó que el colegio no exige la compra de uniformes, lo que supone un ahorro.

En la Unidad Educativa Lemas, con sede en Mucho Lote, se realizaron descuentos en los costos de matrícula, según los niveles. Por ejemplo, para inicial I y II, la rebaja fue del 31%; para el bachillerato, del 23%; en la educación general básica, del 15%, según consta en un comunicado oficial enviado a los padres de familia.

“Con respecto a los costos de pensiones, debemos manifestar que, por tercer año consecutivo, los valores no se han incrementado. Sin embargo, tal y como ocurriera el año anterior, LEMAS consciente de la situación económica generada por la pandemia ofrecerá descuentos a todos los niveles y dependiendo de la modalidad de estudios aprobada por la autoridad, sea esta virtual o híbrida, se establecerán los costos”, se señaló en el documento.

A través de la red social Facebook, la Academia Naval Guayaquil, ubicada en la avenida Antonio Parra Velasco, difunde los descuentos que aplicará en este periodo escolar.

“Consciente de la problemática nacional y mundial, hemos diseñado un conjunto de herramientas de ayuda para afrontar el estado de excepción y emergencia sanitaria que nos aqueja a todos. Juntos podemos salir adelante”, se lee en una de sus publicaciones.

La entidad prevé aplicar un 30% de descuento en los valores de matrícula para todos los alumnos hasta el 20 de mayo. Mientras, las pensiones tendrán un descuento gradual, según sea jornada matutina o vespertina.

En el primer caso, habrá una rebaja del 20% en las mensualidades de mayo a agosto. De septiembre a noviembre regirá un 15% de descuento y de diciembre a febrero se aplicará un 7%.

Para la jornada vespertina el descuento del 20% será de mayo a julio; de agosto a octubre habrá una rebaja del 15% y de noviembre a febrero regirá un 7%. Quienes cancelen por adelantado el año escolar gozarán de un descuento del 20%.

Por ser parte del programa municipal Más Libros, la Academia Guayaquil dará textos gratuitos a los alumnos de primer grado a tercero de bachillerato. (I)