Pese a que la situación del COVID-19 se controla de a poco en Ecuador, otra infección empieza a tomar fuerza de manera discreta y acelerada. Se trata del dengue, enfermedad causada luego de la picadura de un mosquito hembra y que ha provocado un nuevo aumento de enfermos en las últimas semanas en los centros médicos y hospitales de Guayaquil.

En Ecuador se reportan 12.228 casos de dengue hasta el 15 de junio de 2021, según la gaceta vectorial 23 del Ministerio de Salud Pública (MSP). En ese informe, Guayas contabiliza 5.391 casos en ese periodo. Y a Durán se lo reporta como el quinto cantón con más casos de dengue a nivel país, con más de 444 enfermos por cada 100.000 habitantes, mientras que Guayaquil suma 82 casos por cada 10.0000 habitantes.

La Dirección Nacional de Vigilancia Epidemiológica del MSP, con corte a la semana 18 (2 al 8 de mayo del 2021), reportó que en casos de dengue sin complicaciones (sin signos de alarma): 2.057 afectados, 1.500 hubo en el 2020 y 148, en el 2019. Por lo que este año hay un incremento del 37,13 % con relación al 2020 y un aumento del 1.289,86 % con el 2019.

Cuáles son los síntomas del dengue

Y en dengue con signos de alarma se reportaron 186 casos hasta el pasado 8 de mayo; 258, en el 2020; y 14, en el 2019. Mientras que en dengue grave se registran 7 en el 2021, 13 en el 2020 y 1 en el 2019. En total los casos de dengue en Guayaquil son: 2.250 hasta la primera semana de mayo.

Publicidad

Ante estas cifras, el epidemiólogo Jhonny Real, exdirector de Vigilancia de la Salud Pública del MSP, explicó que este aumento de casos es una emergencia epidemiológica. “Es una de las enfermedades de notificación obligatoria que ha sido desatendida, que la convierte en un problema de salud pública de prioridad alta, urgente”, enfatizó el especialista.

En Guayaquil, por ejemplo, los sectores como las Acacias, Trinitaria, Floresta, Guasmo, Martha de Roldós y Socio Vivienda son los que más intervenciones de control de vectores registran en los últimos meses debido al pedido ciudadano ante casos de dengue o existencia de mosquitos en esos sectores, según Omar Tovar, jefe de Control de Vectores del Municipio de Guayaquil.

Real indicó que ante la falta de prevención del MSP se siguen reportando muchos casos de dengue, pese a que haya intervención municipal, ya que Guayaquil es una ciudad con mucha población, además que hay conexión directa con Durán que en este momento tiene la mayor cantidad de enfermos de este virus.

Según las cifras, Durán es la bomba de tiempo ahora, residentes de ese cantón vienen a trabajar acá, allí puede haber pacientes con dengue con síntomas leves y con los mosquitos que hay en Guayaquil, ahí se inicia el problema. El mosquito hembra pica a un paciente con dengue y ese continúa infectando a más personas en ese mismo sector o barrio, es decir, en Guayaquil y empieza la transmisión”, indicó.

Añadió que el problema se centra en los espacios físicos cerrados, hacinamiento de personas por kilómetro cuadrado y con escasez de servicios como el agua potable. “Ellos no tienen agua, por lo que tienen que tener baldes, cisternas, tanques, ollas para su uso personal como es el caso de Durán, segundo cantón más poblado del Guayas”, indicó Real.

En Guayaquil y Durán, los enfermos se siguen presentando en barrios, en dispensarios médicos hasta llegar a la hospitalización o incluso la muerte. Ese fue el caso de una joven de 19 años que estuvo enferma con dengue hemorrágico, en el sector de Socio Vivienda, en el noroeste de Guayaquil.

Publicidad

Los residentes de ese sector comentaron que la población de mosquitos era insoportable, hace un mes estuvieron brigadas médicas y de fumigación en esa zona y aplacó la situación; sin embargo, hubo algunos enfermos, y la joven que falleció en esta semana, comentó Juan Farías, morador del sector.

La doctora Daysy Avilés, especialista en control de vectores y que atiende pacientes con dengue, explicó que con la pandemia de COVID-19 hubo confusión al inicio de la pandemia; sin embargo, ahora los síntomas están claramente definidos como la fiebre quebrantahuesos, dolor muscular.

“Sí se han presentado muchos casos de dengue, hemos estado desprevenidos ante esta enfermedad, y los mosquitos han hecho de las suyas. Le toca a las autoridades correspondientes en insistir en la prevención y la propia ciudadanía ponga de su parte también”, indicó ella.

Ella explicó que es necesario la prevención en casa, en tomar todas las precauciones, que un enfermo de dengue debe dormir con toldo para evitar que haya más contagio, es decir, que le pique un mosquito y este a su vez pique a otra persona.

Debemos eliminar los reservorios, luego de cualquier pequeña lluvia, se debe de limpiar. Los huevecillos se quedan pegados, y pueden volver a reproducirse con agua, hay que limpiar, el baño diario, limpieza diaria”, indicó.

Médicos sugirieron que es necesario mesas de trabajo para controlar los casos de dengue clásico y grave en la Zona 8 y sobre todo realizar estrategias de prevención en conjunto, no solo Municipio, también el MSP con sus respectivas brigadas para evitar que la cifra siga aumentando y haya más enfermos.

Tecnología para alejar a los mosquitos

La doctora Daysy Avilés explicó que ahora hay aplicaciones que proyectan sonidos que alejan a los mosquitos, estos se convierten en un repelente personal. También se pueden usar los repelentes comunes en líquido u otro tipo de presentaciones.

Prevención en barrios

Omar Tovar, jefe de Control de Vectores de la dirección de salud del Municipio de Guayaquil, indicó que para esta semana intervendrán sectores como Socio Vivienda 1 y 2, Guasmo sur, Trinitaria y Sergio Toral. (I)