La escritora española Rosa Montero afirmó este viernes en México que la literatura será el espacio para volcar el trauma que dejará la pandemia por la covid-19, cuyos efectos se padecen desde hace casi dos años en el mundo.

Durante el segundo día de actividades de la IV Bienal de Novela Mario Vargas Llosa, que se desarrolla hasta este domingo 26 de septiembre en la ciudad mexicana de Guadalajara, en el occidental estado de Jalisco, la autora vaticinó que en una década habrá una ola de libros que abordarán los efectos del aislamiento.

“El verdadero efecto de la pandemia en la literatura saldrá o empezará a salir a lo mejor dentro de 10 años o más, cuando se haya digerido y haya pasado a formar parte de nuestro inconsciente y se exprese a través de metáforas”, expresó.

Montero, finalista del Premio de Novela Mario Vargas Llosa por su libro “La buena suerte”, fue parte de la mesa de diálogo “Esperar lo inesperado. La pandemia y los riesgos de la libertad” y contó que el aislamiento le arrebató por unos meses la capacidad de lectura por la sorpresa de lo que se vivió a inicios de 2020.

Publicidad

Insistió en que el arte puede ayudar a convertir las “heridas en luz” para sobrevivir a la realidad de un mundo cada vez más complejo y en el que hay sectores como los antivacunas y los terraplanistas que defienden su libertad de opinar aunque no necesariamente sean acertados.

“Hay que hacer el esfuerzo enorme de intentar pensarse el mundo cada día, fuera del mundo que nos protege. Un pensamiento independiente es un lugar ventoso, lluvioso y difícil, (...) pero no hay otra manera de vivir que intentar pensar el mundo cada día”, señaló.

La periodista y escritora Karina Sainz Borgo aseguró que las medidas tomadas durante la pandemia, como el uso del cubrebocas y las restricciones para viajar o para moverse libremente por la ciudad, podrían modificar la relación de las próximas generaciones con la verdad tanto en países democráticos como en los que tienen gobiernos autoritarios.

“Vamos a ir viendo una decantación y un sedimento de todo eso, lo que me gustaría comprender es cómo va a cambiar nuestra relación con la verdad como ciudadanos. Cuando los propios terraplanistas están en los despachos de gobierno te preguntas qué mecanismos se obstruyeron, están estropeados o cuáles hay que aceitar”, señaló.

Recordó que nunca en la historia hubo tantos mecanismos de excepcionalidad y de restricción de la libertades que coincide con que se empiezan a “desvencijar un montón de edificios democráticos” al mismo tiempo y en nombre del bien común.

El escritor venezolano Rodrigo Blanco consideró que la pandemia trajo un quiebre con el concepto de libertad propia que va mucho más allá de las restricciones sanitarias y que obligó a que todos los habitantes del mundo vivieran una experiencia común y tengan una memoria compartida de lo que sucede desde diciembre de 2019.

En la Bienal participan 31 escritores de habla hispana y está organizada por la Cátedra Vargas Llosa, la Universidad de Guadalajara, la Fundación Internacional para la Libertad con el apoyo de la mexicana Feria Internacional del Libro y continuará con mesas de discusión hasta el próximo domingo, cuando se dará a conocer el fallo del premio. (I)