Tras el lanzamiento de su primer teaser, Blonde se ha posicionado dentro de las películas más esperadas de este año. El biopic de Marilyn Monroe, protagonizado por la actriz cubano-española Ana de Armas, se podrá disfrutar en Netflix a partir del 23 de septiembre. Pero lo que no todos saben son los orígenes del largometraje: esta es una adaptación de la novela de Joyce Carol Oates bajo el mismo nombre.

Gracias a una fotografía en la que se muestra a Norma Jeane Baker, a sus 15 años, ganando un concurso de belleza es que nació el interés de Oates en crear un libro dedicado a una de las más grandes estrellas de Hollywood. Y es que la combinación equilibrada de belleza e inocencia cautivó a la escritora estadounidense.

Netflix estrenará el 23 de septiembre ‘Blonde’, la película biográfica de Marilyn Monroe

“Tuve una sensación inmediata de algo parecido a un reconocimiento; esta joven, esperanzada y sonriente, tan americana, me recordaba poderosamente a las chicas de mi infancia, algunas de ellas procedentes de hogares desestructurados”, comentó Oates en una entrevista con su biografó, Greg Johnson, acerca de cómo se identificó con la inocencia de Norma Jeane.

Tras recibir inspiración de la fotografía de Baker, Oates se había inclinado por contar la metamorfosis de una colegiala ordinaria que pasaría a convertirse en una estrella famosa, siendo consumida por su estudio, el que le arrebataría su nombre original y personalidad. Y con las palabras “Marilyn Monroe” acabaría la historia, dando a conocer al lector que esa historia era inspirada en la reconocida actriz.

Publicidad

No obstante, la percepción de Oates acerca de Monroe fue profundizándose con cada película que veía de la estrella. La novelista reconoció que, más allá de tener una cautivadora belleza, existía un planeado equilibrio entre su humor e inteligencia, una fuerte determinación para transformar una exitosa carrera de actuación y una rápida adaptación a los cambios de la cultura americana a mediados del siglo XX.

Norma Jeane Baker y sus tres personas

Tras pasar estudiando a quien sería el personaje principal de su libro Blonde, Oates comprendió que Marilyn Monroe era una personalidad adoptada por Baker para sobrevivir en Hollywood y cautivar el interés de su audiencia. Pero más allá que eso, la actriz incluía otra faceta más, y de estas tres partes que forjaron a la “rubia explosiva” se encargó Oates de explorar en su libro.

Primero se encontraría la chica común con un corazón vulnerable y una ingenuidad adorable: Norma Jeane Baker, quien crecería en orfanatos y hogares de acogida, siempre deseando la presencia de su padre, una familia, educación, seguridad, romance y dinero.

Productor francés descubre la identidad del padre de Marilyn Monroe

Este primer personaje sería sustituido por la creación artificial de Hollywood, la que conquistaría el corazón de la audiencia a través de su belleza natural con un dejo inconsciente de sensualidad e inocencia: Marilyn Monroe. Con ropa ajustada y tacones de stiletto, la existencia de Monroe sería una paradoja, pues sería consciente de como la cultura misógina la percibía desde todas las aristas.

Publicidad

El tercer personaje brillaría mucho más que los anteriores; la pureza virginal y el sex appeal lo hacían irresistible. La Rubia condensaría la cultura pop y promocionaría su imagen idealizada de una vida perfecta, con una existencia deseada y alabada por quienes la rodean.

De libro a película

Más de una década lleva Andrew Dominik, el director de Blonde, tratando de llevar adelante la filmación y difusión de la película. Uno de los primeros retos que tuvo que superar fue el cambio de actriz principal; Naomi Watts habría sido la opción elegida en el 2010, pero cuatro años después rechazaría el rol. Entonces Jessica Chastain estaba prevista para asumir el papel, sin embargo, terminó desvinculándose de este.

(Tomada de @NetflixLAT)

Finalmente, en el 2019, se anunció que Ana de Armas estaría detrás del papel protagónico y confesó a Vanity Fair, acerca del proceso de casting que “solo tuve que hacer una audición para Marilyn y Andrew dijo: “eres tú”, pero aún tenía que hacer las audiciones para los demás”.

En cambio, el financiamiento nunca fue un problema a solucionar. Gracias a que, en su primera película, Dominik había dado el papel principal a Brad Pitt, el tiempo que compartieron en el set fomentó una fuerte amistad, lazo que desembocó en que Blonde sea financiada por la productora de Pitt.

El periodo de filmación no tomó más de dos años, empezando en la mitad de 2019 y finalizando en 2021. No obstante, la demora en su difusión se debe a que el largometraje está siendo adaptado a las restricciones de Netflix, la plataforma de streaming en la que se distribuirá. (I)