Pablo Emilio Escobar Gaviria fue uno de los narcotraficantes más crueles y temidos de la historia. Tras su muerte se han publicado un sin número de libros y biografía, además, de películas, series y documentales. Pero, ¿qué fue de la vida de su familia?

Tanto su esposa como sus hijos se refugiaron en la Argentina tras la caída del narco. Escobar estaba casado con Victoria Eugenia Henao, con quien tuvo a su hijo Juan Pablo e hija Manuela.

Escobar había conseguido sobornar a una buena parte de la policía colombiana para poder llevar adelante sus negocios. ¿Su mayor miedo? Que lo extraditaran a los Estados Unidos.

Qué pasó con de la familia de Pablo Escobar tras su muerte

Luego de que el criminal muriera, tanto Victoria Eugenia Henao como sus hijos Juan Pablo y Manuela vivieron la peor parte: además de que les congelaran parte de su dinero, debieron marcharse de Medellín porque los enemigos de “El Patrón” los amenazaban de muerte.

Publicidad

Diecisiete naciones se negaron a abrirles las puertas a los Escobar, emprendieron un viaje a España y también a Alemania, pero les prohibieron salir del aeropuerto. Incluso, emprendieron un vuelo a Mozambique (África) y se dio cuenta de que no era el mejor ambiente para que sus hijos crecieran.

Posteriormente, decidieron probar suerte en Argentina, donde arribaron con nombres cambiados para evitar que se los identificara y, de esa forma, dejar atrás los fantasmas que rodeaban al apellido Escobar.

Durante unos años, Victoria Eugenia Henao pasó a llamarse “María Isabel Santos Caballero”. Lo propio hizo Juan Pablo, que adoptó a “Sebastián Marroquín”; mientras que “Manuela” cambió a “Juana”.

La famialia decidió inventar una historia para evitar que la gente sospechara de ellos. “Decidimos basarnos en ella para ‘armar’ la historia que le contaríamos a la gente. Así, cuando nos preguntaran, éramos colombianos, oriundos de Manizales, dedicados al cultivo del café, habíamos tenido que dejar el país por amenazas de secuestro y mi marido, Emilio Marroquín, había muerto en un accidente de tránsito. A partir de entonces, todas las noches nos reuníamos e íbamos recreando esa historia con más detalles conforme los necesitábamos”.

Publicidad

Luego de cuatro años, el 16 de noviembre de 1999 Victoria Henao y su hijo Juan Pablo terminaron en prisión porque un fiscal los acusó de blanqueo de dinero y asociación ilícita.

Rosita, la empleada de Paola, se golpeó fuertemente con una tabla de madera (Foto: Captura de pantalla) Luego de que el criminal muriera, tanto Victoria Eugenia Henao como sus hijos Juan Pablo y Manuela vivieron la peor parte: además de que les congelaran parte de su dinero, debieron marcharse de Medellín porque los enemigos de “El Patrón” los amenazaban de muerte.

“Le pedí al juez que no nos enviara a una cárcel común porque nuestras vidas podían correr peligro y recalqué que si eso ocurría el culpable sería él y así se lo harían saber nuestros abogados a los periodistas. Fue tal mi persistencia que el juez aceptó enviarnos a la Superintendencia de Drogas Peligrosas en la Avenida Belgrano”, indicó Victoria Henao en su libro.

Tras más de un mes y medio de estar tras las rejas, precisamente el 29 de diciembre de 1999, el hijo de Escobar fue puesto en libertad; mientras que Victoria Henao debió permanecer un tiempo más: recién el 5 de abril de 2001 logró la excarcelación por falta de evidencias en su contra.

Publicidad

Tras la salida del cárcel, conservaron los nombres que habían adoptado y lograron llevar adelante proyectos personales, aunque jamás pudieron escaparse de su verdadera identidad.

María Victoria Henao se dedica a hacer coaching y brindar conferencia sobre resiliencia.

Sebastián Marroquín, hijo de Pablo Escobar, tiene 44 años y es arquitecto, diseñador y escritor que se dedica a dar conferencias en diferentes partes del mundo. Es el que más se ha expuesto ante los medios, cuestionando categóricamente las acciones de su padre.

La hija de Pablo Escobar es la que más ha sufrido las consecuencias de llevar el apellido de su padre. La muerte del narcotraficante la vivió cuando tenía apenas 9 años, por lo que su vida dio un giro dramático, detalle por el que ha sufrido problemas de salud.