Una pizca del encanto de las islas Galápagos desea emerger en Guayaquil en la forma del restaurante Nativo, que se inauguró en Urdesa a inicios de este año.

En un área de aproximadamente 240 metros cuadrados, en la avenida Víctor Emilio Estrada, se levanta esta propuesta desarrollada por el economista Sebastián Ramírez, quien ha vivido en el archipiélago casi la totalidad de sus 30 años.

Sebastián Ramírez, es el propietario del restaurante Nativo, en Urdesa. Foto: El Universo

Nativo recibe a sus comensales y curiosos asistentes con un gran mural gráfico justamente al pasar por su puerta de vidrio, creado por Hans Knopf. A continuación se percibe el espíritu desenfadado de la isla en su ambientación. Paredes rústicas y acabados desnudos que incorporan madera, ilustraciones hechas a mano, y focos edison decorativos.

El lugar tiene una capacidad para alrededor de 200 personas. Al momento hay un poco más de diez mesas para sus concurrentes (Ramírez promete más en el corto plazo), así como tres barras de sillas altas y bajas; en una de ellas se extiende su bar, donde la oferta no solo incluye bebidas alcohólicas, sino el tradicional café de Galápagos, una variedad cuyo consumo está en crecimiento.

Publicidad

El antiguo Mercado Norte se convertirá en espacio cultural y recreativo, pero aún no hay fechas para estreno

En una de las esquinas del sitio se ha montado una tarima que al día de hoy ha sido escenario de artistas emergentes en el ámbito musical, performance y más.

La intención de su propietario es que Nativo se convierta en un referente de la región en el continente, por medio de las tres actividades que empuja su negocio que, de hecho, nació en Galápagos hace cuatro años. Su actividad principal, por supuesto, es la gastronomía.

En el restaurante se puede encontrar el café originario de Galápagos, el cual, de acuerdo con el Ministerio de Turismo, tiene una acidez fuerte, acompañada de un toque amargo; su aroma es permanente y similar a la turba, ceniza o tierra que acompaña el olor tostado. Se complementa con notas frutales. Foto: El Universo

La cocina de Galápagos

Sebastián no nació en Galápagos, confiesa. Pero sí sus papás, en San Cristóbal, sus abuelos y los de ellos. “Abrí Nativo como un café bar cuando tenía 26 años, en San Cristóbal, con capacidad para cuatro mesas, para doce personas, aproximadamente. Nació con el concepto de combinar comida local con cocina extranjera”, recuerda el propietario, quien además es guía profesional de buceo. Con sus experiencias en la industria turística y en los negocios fue consolidando esta idea hasta llegar a Guayaquil.

Los crocantes de camarón y los emborrajados son uno de los piqueos favoritos del restaurante Nativo, en Urdesa. Foto: El Universo

“En Galápagos no tenemos una cultura gastronómica marcada. Puedes encontrar cebiches, puedes pedir encebollado, pero no hay un referente regional. No se puede explicar la comida galapagueña como tal, pero sí podemos destacar que es una cocina con productos frescos y naturales, que tienen un punto de origen único”, explica Sebastián Ramírez. Por ejemplo, se refiere al café, cacao, langosta, pescado de origen, y mariscos como la canchalagua, “muy conocidos, pero que no son referentes culinarios acá en el continente, ni tampoco de manera internacional”.

Publicidad

Los cebiches no faltan en el restaurante Nativo, preparados al estilo de las islas Galápagos. Foto: El Universo

El resultado final es un menú de productos y espíritu galapagueños, con técnicas populares. Al respecto, la carta de Nativo está dividida en cuatro secciones. Entradas (’para empezar’), donde hay diferentes presentaciones de mariscos crocantes, como camarón apanado con coco, calamar tempura y croquetas de cangrejo. Luego están los tradicionales cebiches, con la sazón de Nativo, de pescado, langosta y el famoso canchalagua, un molusco con concha en forma de corazón, que solo habita en el mar de Galápagos. Quienes lo han probado aseguran que su textura es como la del pulpo y su sabor es parecido a la concha. En este restaurante de Urdesa se prepara curtido con una salsa de chile y pepino y acompañado de camarones.

Hay una sección de platos clásicos ecuatorianos cocinados al estilo isleño, como pescado de origen y la pesca del día, con arroz y patacones; seco de chivo galapagueño, arrisotado de mariscos; cremoso de canchalagua y más. Finalmente, el toque internacional del menú viene con sus recetas sobre pan, como hamburguesas y sánduches, en versiones habituales con carnes, también hay opciones veganas y con mariscos.

Casa del Barrio, el nuevo espacio cultural que busca ser un punto de encuentro en la calle Panamá

Un nuevo escenario cultural y turístico

El segundo motor de Nativo son sus actividades de arte y cultura, que se toman el espacio los fines de semana. Esta es una iniciativa que surgió a la par con el pequeño café-bar que Ramírez mantenía en Galápagos.

La intención es impulsar artistas locales cuya propuesta se pueda ligar con la naturaleza. “Nos interesa bastante el tema de conservación y eso va de la mano del arte y la cultura. “El arte, en cualquier manifestación, puede ayudar un poco a la educación ambiental, al entendimiento del apego del ser humano con la naturaleza, esa es nuestra vida”. De esta manera está invitado cualquier artista independiente que se alinee a este concepto, tanto en su producción como en su filosofía.

Publicidad

El restaurante Nativo es el nuevo punto de encuentro para degustar los ingredientes de las islas Galápagos y disfrutar su agenda de eventos culturales y artísticos. Foto Cortesía. Foto: El Universo

El último fin de semana, Nativo preparó un par de shows de impro free-style y stand up comedy. Para lo que queda de junio, Nativo tiene programado los siguientes eventos:

  • Jueves 16 de junio: especial The Killers y otros hits de la época, con Smoking Monkey.
  • Sábado 18 de junio: show Rock Dark/Indie, con las bandas guayaquileñas Colmena, Dojo, Padaky, Cappernaum & Link Bloody. Este día también se llevará a cabo la feria de emprendedores Boss Fest, de 10:30 a 21:00.
  • Sábado 25 de junio: Divas Night, tributo a Shakira, Julieta Venegas y La quinta estación.

Entradas disponibles para los shows mediante la plataforma Wide Mixer.

En una esquina del restaurante Nativo se ha levantado una tarima que se ha convertido el escenario para artistas locales e independientes. Foto: El Universo

El tercer elemento es la venta de productos provenientes de Galápagos no perecibles, como camisetas, y empaquetados, entre los cuales está el café.

A futuro, adelanta Ramírez, desea poner en marcha un cuarto pilar para su negocio, enfocado al servicio turístico. Dado que Guayaquil es la puerta de entrada para los viajes a Galápagos desde otras ciudades y países. Sebastián aspira a que Nativo sea el punto de encuentro para los turistas que están de paso por la ciudad para viajar a las islas. “La idea es tener a grupos nacionales e internacionales que puedan tener acá una experiencia de aprendizaje antes de visitar Galápagos”.

Las camisetas con el logo de Nativo y Galápagos están disponibles para la venta en el restaurante. Foto: El Universo

Nativo se encuentra en la av. Víctor Emilio Estrada y Las Monjas. Horarios: de martes a domingo, desde las 11:00 hasta las 20:00; los fines de semana atiende hasta las 02:00. Más información: 098-844-4272 (WhatsAapp).