La gastronomía nos permite conocer distintas culturas a través de sus sabores, ingredientes e historia. La comida mexicana, declarada patrimonio cultural inmaterial de la humanidad por la Unesco en el 2010, sigue expandiendo su oferta en el mundo, incluida Guayaquil, donde los espacios que se especializan en sus preparaciones tienen cada vez mayor demanda.

En el centro comercial Plaza Orellana (sobre la avenida Francisco de Orellana, en el norte de Guayaquil) abrió sus puertas el restaurante La Chingada, emprendimiento que no solo apuesta por la línea gastronómica, sino que aspira a convertirse en un nuevo punto de encuentro para la música y espectáculos en vivo.

Patricio Mosquera es el responsable de este restaurante. Aunque el lugar es nuevo, no es la primera vez que él está a cargo de un establecimiento gastronómico.

Las fajitas vienen acompañadas de cuatro tortillas de harina, cebolla, pimiento salteado, frejol refrito, queso rallado, guacamole y arroz mexicano. Hay variedad de pollo, lomo, pastor, mixtas y de camarón. Foto cortesía

“Antes de abrir este local, teníamos a Paradero Rústico (otro de sus emprendimientos), pero la pandemia lo tumbó y comencé a buscar estrategias. Hice un estudio de mercado y, entre las consultas que hicimos, indagamos qué hacía falta en esta zona y que, en el mismo lugar, tenga todo. Entonces, planteamos un restaurante de comida mexicana. En el trayecto de ocho meses, que fue el tiempo que se tomó este restaurante en abrir, no queríamos ser el típico restaurante de comida mexicana que ya existía. Entonces, decidimos implementar un espacio para presentaciones en vivo y buena coctelería de autor”, detalla Mosquera.

Publicidad

Mosquera empezó hace siete años en el rubro del emprendimiento gastronómico. Una de sus actuales ofertas son los cangrejos y comida de mar en Paradero Rústico (Puerto Santa Ana).

En La Chingada, Paúl Gavilánez es el chef a cargo de la cocina. En su menú, con más de 30 platos, se encuentran guacamole con totopos, elotes machos, queso fundido, copa mexicana, quesadillas (pollo, queso y lomo), flautas (chingada, pollo y lomo), palomitas de camarón, chilaquiles, coctel de camarones, ensaladas, sopas (aguachile, de tortillas de frejol), pechuga tiznada, lomo calaverón, langosta a la diabla con camarones, cazuela vegetariana, norteño de lomo, lomo azteca, bol mexicano.

Taquiza Chinga Mix (plato para seis personas) tiene cochinita pibil, lomo, pollo, guacamole, fréjol refrito y 12 unidades de tortilla de maíz. Foto cortesía

En su carta también hay tacos (de pollo, de cochinita, de lomo, mixtos, del pastor, de la casa revueltos), burritos (con la misma variedad de los tacos), cochinita pibil, sopes, enchiladas (tomatada, en salsa mole, enfrijolada), fajitas, alambres y postres (helado frito, churros).

Mosquera afirma que las preparaciones recomendadas de la casa son el burrito La Chingada (que viene con fréjol refrito, lomo, pollo, chistorra, tocino, guacamole, pico de gallo, salsa de queso y arroz mexicano) y las palomitas de camarón.

Publicidad

De acuerdo con Mosquera, la oferta del local incluye shows de drags (sábados), DJ (viernes) y música en vivo (jueves); planea además presentar espectáculos de artistas invitados. El establecimiento tiene capacidad para 100 o hasta 150 personas.

La atención al público, de lunes a jueves, es de 12:00 a 00:00; viernes y sábados, de 12:00 a 02:00; y domingos hasta las 20:00. (I)