Los doscientos años de independencia de Guayaquil siguen siendo motivo de conmemoración, y la música del recordado Carlos Rubira Infante se convierte en parte de este festejo como un mensaje de unidad, hermandad y de conservar la memoria. La Orquesta Filarmónica Municipal de Guayaquil junto con los cantantes Pamela Cortés, Mirella Cesa, Jorge Luis del Hierro y Giampero están presentando una gira de conciertos por cinco provincias de la Costa ecuatoriana.

Orquesta Sinfónica de Guayaquil ofrece su primer concierto presencial de temporada; regresan al Teatro Centro Cívico

La actividad es impulsada por el comité Iniciativa Cívica 200 años, la Unidad Coordinadora Histórica y Cultural de la Alcaldía de Guayaquil y la Fundación Garza Roja.

Se trata de la interpretación en vivo de 17 temas del cantautor Rubira Infante llevados a un formato sinfónico por el grupo orquestal dirigido por el maestro David Harutyunyan y que son interpretados por cuatro cantantes. Un proyecto que arrancó su primera fase en noviembre pasado con la grabación de los temas que fueron masterizados en España para ser parte de un disco que Harutyunyan define como patrimonial.

Orquesta Filarmónica Municipal de Guayaquil prepara disco con canciones de Carlos Rubira Infante

El maestro explica que cada concierto va a ser documentado en un audiovisual que será proyectado en el espectáculo de clausura en el cerro Santa Ana de Guayaquil, el 26 de junio a las 16:00. Fecha en la que además se hará la presentación formal del disco. “Para mí es un trabajo patrimonial porque se quedará para el resto de la historia”, señala.

Publicidad

Las presentaciones se realizan en paisajes que fueron parte de la provincia libre de Guayaquil durante los días de la independencia, tales como Guayas, Manabí, El Oro, Los Ríos y Santa Elena. En este último lugar fue el primer recital al aire libre, específicamente en la Chocolatera, que contó con la asistencia de 500 personas, afirma Harutyunyan.

Orquesta Filarmónica Municipal de Guayaquil tocará las canciones de Carlos Rubira Infante. Foto: Cortesía Fundación Garza Roja

Melvin Hoyos, director de la Unidad de Coordinación Histórica y Cultural, explica que estos sitios fueron escogidos desde una mirada histórica. “Este es un evento que no solamente tiene un carácter integrador, sino que además tiene un carácter simbólico para que recordemos que Guayaquil era toda la Costa ecuatoriana en general”, sostiene.

“Hay que recordarles a los fluminenses, a los orenses, a los manabitas y a los santaelenenses. Hay que recordarles a todos que el 9 de Octubre de 1820 se obtuvo la libertad para todos, esta fecha tiene una trascendencia regional, no es la independencia de una ciudad, es la independencia de toda una vasta región que obtiene finalmente su libertad, su autonomía y capacidad de acción, gracias a ese esfuerzo hecho por los guayaquileños en la ciudad de Guayaquil”, añade.

Mirella Cesa es uno de los cantantes que interpretan canciones de Carlos Rubira Infante. Foto: Fundación Garza R

Hoy se desarrolló el segundo concierto en el mirador de El Guabo (El Oro). Los siguientes serán el sábado 12 en Punta Don Juan, en el cantón Jama (Manabí); el jueves 24 en Casa Olmedo, Babahoyo (Los Ríos), y el último en Guayaquil, el 26 de junio. Todas las presentaciones son a las 16:00, con entrada libre.

El hombre que le cantó a su pueblo

El guayaquileño Carlos Aurelio Rubira Infante compite en la categoría compositores no intérpretes.

David Harutyunyan cuenta que la idea de rendir un tributo a Carlos Rubira Infante nació de Ramón Sonnenholzner, gestor cultural y fundador de La Garza Roja, quien un día conversando le propuso hacer un homenaje a su gran amigo, algo que además cuenta con el apoyo de los familiares del fallecido artista. “Todo esto está muy socializado con la familia de Carlos Rubira Infante y ellos aceptaron en totalidad la calidad de trabajo que nosotros hicimos”, dice el músico.

Por su parte, Sonnenholzner lo define como un canto de unidad, y menciona que es la mejor forma de celebrar a Guayaquil, mediante una figura que siempre le cantó a su tierra. “Se lo tomó como símbolo para celebrar la magistralidad de su obra transferida a unos arreglos musicales del maestro Harutyunyan”, menciona.

“Creo que es importante recalcar el trabajo de un maestro como lo fue él... nos sentimos muy orgullosos de eso”, añade sobre el artista con quien fecundó una amistad de años.

“Es el único compositor que les ha hecho canciones a todas y cada una de las regiones, ciudades y poblaciones de la patria”, añade Hoyos. (I)