La presencia u omisión de la preposición está supeditada al contexto o a la actitud comunicativa.

Las perífrasis deber de + infinitivo y deber + infinitivo tienen matices diferentes: la primera (con preposición) indica conjetura o posibilidad: Deben de estar en el cine (posiblemente están en el cine); la segunda (sin preposición) denota obligación, seguridad o certeza: Deben estar en el cine (con seguridad están en el cine).

En la Nueva gramática básica de la lengua española, de la Real Academia Española (RAE), consta que aunque las dos formas se documentan en el uso, se recomienda que se empleen con los respectivos valores señalados. En esta obra también se indica que está muy difundido el uso de deber + infinitivo (sin preposición) con valor de conjetura, incluso, entre escritores de renombre.

Entonces, a partir de la RAE «no puede considerarse incorrecto el uso de deber + infinitivo con el sentido de conjetura o probabilidad inferida». Pero asimismo se recomienda la perífrasis sin preposición para transmitir obligación o certeza.

Publicidad

Otros casos de perífrasis que denotan obligación o necesidad:

Tener que + infinitivo: Tenemos que conversar (indica la necesidad de que los interlocutores ejecuten la acción de conversar).

Tener que + infinitivo es una perífrasis especial, pues el verbo auxiliar y el auxiliado pueden compartir el mismo lexema o raíz, como en las frases «tengo que tener», «tenemos que tener» y «tiene que tener».

Haber de + infinitivo: Hemos de salir. Haber que + infinitivo: Habrá que ahorrar. Tener que + infinitivo: Tengo que comprar una medicina. (Actualizado de La esquina del idioma, 26/2/2012). (F)

FUENTES: Diccionario de la lengua española (versión electrónica), Nueva gramática básica de la lengua española (2011), de la Real Academia Española y la Asociación de Academias de la Lengua Española; Gramática didáctica del español (1998), de Leonardo Gómez Torrego.