«Atinente» es un adjetivo que se emplea con el sentido de ‘tocante o perteneciente’. Está relacionado con el verbo «atener», con el que comparte la raíz latina (attĭnens, -entis, participio de presente activo de attinēre, ‘pertenecer’). Según esto, «atinente» además de adjetivo es el participio activo de «atener».

El nombre «atinente» también está emparentado con «atañer» (incumbir, corresponder), verbo con el que tiene un nexo semántico muy fuerte. Así, «atinente» es lo que atañe a algún asunto o tiene correspondencia con él. Ejemplos: Se presentarán algunas recomendaciones sobre las cuestiones que atañen al clima. Se presentarán algunas recomendaciones sobre las cuestiones atinentes al clima.

«Atinente» es sinónimo de atingente, que equivale a tener atingencia, relación, conexión o correspondencia; pero este uso indistinto no funciona en todos los países: en México, el nombre atingente se refiere una persona dinámica que ejecuta de manera puntual sus obligaciones o quehaceres. Y en Perú, atingencia es una observación o sugerencia, no se podría sustituir por atinencia.

¿Y qué pasa con la forma «ateniente»?

Publicidad

Como el sufijo -iente (de -nte) forma adjetivos deverbales o participios activos, «ateniente», aunque no es de uso común, podría funcionar también como participio activo de «atener» (atener + -iente = ateniente); pero se estaría forzando su empleo, pues la grafía que tiene prestigio es «atinente». (F)

FUENTES:

Diccionario de la lengua española (versión electrónica), Diccionario panhispánico de dudas (2005), Diccionario de americanismos (2010), de la Real Academia Española y la Asociación de Academias de la Lengua Española.