Lácteos como la leche y el queso contienen calcio y  este mineral es muy necesario para la formación de los huesos, la producción de hormonas y la irrigación sanguinea en niños y adolescentes si es que no existe ningún tipo de problema como obesidad o intolerancias, resalta la nutricionista Haydeé Córdova.

Por ejemplo, los lácteos enteros (de vaca) aportan más vitaminas del complejo B que contribuyen a un mejor desarrollo cognitivo.

Lea también:

El yogurt además de usarlo como bebida también se lo puede untar como una crema aderezada con orégano o albahaca en el pan en lugar de utilizar margarina.

Menú para la lonchera escolar

  • Tortilla de maduro asada al horno rellena de queso o carne/o pollo picado
  • Un poco de pepino en tajadas
  • 1 mandarina en hollejos
  • Termo con agua