En un contenedor cargado de piñas, que tenía como destino Bélgica, se encontraron 45 sacos de yute negros que contenían un total de 3.096 paquetes de forma rectangular con unas tres toneladas de clorhidrato de cocaína.

Así lo detalló la tarde de este domingo el comandante de la Zona 8 de Policía, coronel Hólguer Cortez Carrión.

Él expresó que, en horas de la madrugada del sábado, agentes de la Unidad de Investigación de Puertos y Aeropuertos, del Centro Regional de Adiestramiento Canino y del Grupo Especial Móvil Antinarcóticos, en uno de los controles antidrogas realizados en uno de los terminales portuarios de Guayaquil, separaron el contenedor MNBU3456913 para una inspección de preembarque.

Decomisan siete toneladas de droga en el puerto de Guayaquil; Policía indaga vínculos con los dos colgados en puente de Durán

Cortez comentó que, al realizar la inspección, el can antidrogas Jessy dio la alerta e indicación positiva para sustancias sujetas a fiscalización, por lo que los agentes instalaron el operativo Piñas y realizaron una inspección manual: encontraron entre los palés cargados con la fruta de exportación los 45 sacos con droga, que estaban listos para ser embarcados en un buque mercante con destino al puerto de Amberes, en Bélgica.

Publicidad

El jefe de Antinarcóticos, teniente coronel Darwin Sangoquiza, resaltó los trabajos investigativos ejecutados por agentes en los últimos tres días, que dejaron al descubierto estos cargamentos que suman el decomiso de cerca de siete toneladas de clorhidrato de cocaína, que tenían como destino Holanda, Suecia y Bélgica.

Él acotó que este hecho deja clara la lucha contra las organizaciones narcodelictivas con diversos operativos que se desarrollan en la zona de los puertos de Guayaquil y otras partes del país. (I)