El sargento Agustín Guamán es el quinto uniformado asesinado en Guayaquil este año y su cuerpo fue sepultado este miércoles 9 luego de pasar por la capilla del Cuartel Modelo, donde se celebró una misa de cuerpo presente y sus compañeros formaron una calle de honor.

Horas antes, su familia veló el cuerpo en su casa en El Fortín, noroeste de la ciudad, cerca de donde este martes lo mataron a tiros dos hombres en moto.

El crimen ocurrió mientras Guamán disfrutada de su día libre y lavaba su motocicleta en un local ubicado a pocos metros de la Unidad de Policía Comunitaria (UPC) del sector.

El sargento tenía 22 años en las filas policiales y patrullaba el distrito Florida.

En ese sector, indicó el general Fausto Buenaño, comandante zonal de la Policía Nacional, el lunes pasado Guamán había colaborado con otros agentes en la detención de tres personas acusadas de robo a un ciudadano.

Uno de los detenidos, quien tiene 16 años, amenazó de muerte a Guamán durante la acción policial.

Buenaño informó que una persona ha sido detenida para las investigaciones de este crimen que deja a varios menores en la orfandad. “Esperamos que las autoridades judiciales hagan lo suyo, no se puede permitir que este tipo de gente siga en libertad cometiendo actos ilícitos”, refirió.

Otro policía fue asesinado la madrugada del martes 11 de mayo de 2021 en Sauces. Tenía 31 años de edad y fue acribillado por un hombre conocido como el Morado, con quien discutió cuando salía de su casa. Horas después del crimen se detuvo al sospechoso y a su pareja. (I)