Eran las 08:00 de este sábado, 2 de julio, y los moradores de la ciudadela La Fragata, en el sur de Guayaquil, vieron a varios hombres correr por la calle. Salían de una vivienda en la que nunca notaron que funcionaba un centro de rehabilitación clandestino y en el que minutos después se descubrió el cuerpo sin vida de uno de los internos.

El joven habría sido asesinado a golpes en un intento de fuga, según se indicó preliminarmente. Eso es investigado por la Policía.

Un vecino contó que, luego de ver a al menos una docena de jóvenes salir corriendo del lugar, vio cómo dos sujetos regresaban con un hombre que tenía golpes en el rostro. Además, aseguró haber visto a otro hombre subirse al techo de la vivienda.

Tras esas novedades, llegaron al sector varios policías y agentes de Criminalística que levantaron indicios para aclarar la muerte del supuesto paciente.

Publicidad

En cuatro carros, hombres armados irrumpieron en una urbanización de la vía a Salitre; residentes denunciaron presunto secuestro

Pero no ha sido la única muerte violenta en el sector. En Malvinas Sur, en la vía Perimetral, la mañana del viernes fue baleado un hombre que se resistió a un asalto. La víctima esperaba el bus cundo fue abordada por los ladrones.

El hombre, identificado como Adrián Carvajal, de 29 años, recibió un tiro en el tórax y, aunque lo trasladaron al hospital del Guasmo, en el sitio solo se confirmó su deceso.

Horas después, en la cooperativa 5 de Diciembre, de la isla Trinitaria, se registró otro asesinato.

Michael Loor Mera, de 21 años, fue baleado por sujetos aún no identificados.

La víctima presentaba varios tatuajes alusivos a organizaciones criminales que operan en el sector, por lo que la Policía investiga si el joven fue victimado por disputa de territorio. (I)