Solo en dos días se abrieron tres investigaciones en el sector del Guasmo, sur de Guayaquil, por disparos que han provocado heridas a dos personas. Estos episodios de balaceras se han vuelto recurrentes en ese populoso sector, según moradores, y esta semana no ha sido la excepción.

La víctima más reciente es un niño de 10 años que caminaba con su madre y a quien rozó una bala en medio de una persecución policial. La balacera se dio la noche de este jueves en la cooperativa Juan Péndola, en el Guasmo sur.

La madre del niño contó que debieron apartarse para no ser arrollados por la camioneta blanca que seguían dos policías armados.

Al menor de edad primero lo llevaron al hospital del Guasmo, luego fue trasladado al Francisco de Ycaza Bustamante, donde se determinó que la bala rozó al niño en su glúteo y que se encontraba estable.

Publicidad

“El policía, enojado, me dijo que ellos no le habían disparado”, contó la madre, quien fue a la Fiscalía del Cuartel Modelo a poner la denuncia. Ella llevó el pantalón de su hijo como evidencia.

Ahora se investiga si la bala que rozó al niño salió de las armas de los policías o del sospechoso que había robado el carro en el que iba huyendo.

La noche de este miércoles 24 en el sector del Guasmo se registraron otros dos enfrentamientos a bala.

El primer caso se dio a las 20:00 en la cooperativa Carlos Castro 2. Ahí el sonido de las detonaciones alertó a los moradores de la manzana 35.

Publicidad

Sitio del Guasmo sur. Foto: El Universo

Afortunadamente no hubo heridos, contaron los moradores, quienes relataron cómo llegó la Policía, cerró la calle y levantó dos casquillos.

Sobre la identidad de quienes protagonizaron la balacera, no se han dado detalles. Vecinos no quieren ser considerados cómplices, pero dicen que no se sienten protegidos.

“Hay más posibilidades de ser virado por sapo a que nos alcance una bala perdida”, comentó un hombre del sector.

La otra balacera ocurrió casi dos horas después en la isla Josefina, frente a La Payita del Guasmo, donde funciona una camaronera.

Publicidad

Ahí un hombre resultó herido. Aunque la Policía no ha dado más detalles del caso y los vecinos dicen no conocer nada, se sabe que el hombre se recupera en una casa de salud.

En esa escena se levantaron tres indicios balísticos.

Este año en el Distrito Sur se han registrado más de 125 muertes violentas, una cifra récord.

Los moradores cuentan que hay sectores donde los enfrentamientos entre bandas ya se consideran un hecho rutinario. (I)