El cuerpo sin vida de una persona fue encontrado en las cercanías del intercambiador de tránsito que conduce de la vía a la costa hacia la vía Perimetral, en el oeste de Guayaquil.

El hallazgo se reportó la mañana de este jueves 25. Tras la alerta, equipos de unidades especiales de la Policía se desplazaron a la zona para corroborar la presencia del cuerpo sin vida.

En un vehículo de Medicina Legal se trasladó el cadáver hacia el Laboratorio de Ciencias Forenses y Criminalística, ubicado en la avenida Rodríguez Bonín, oeste de la urbe.

Horas después del levantamiento, se conoció que el cuerpo pertenecería David Sánchez Aguayo, un hombre de 18 años que estaría involucrado en varios asesinatos y tentativas por venta de drogas.

Publicidad

Se presume que él estuvo involucrado en el asesinato de su padre, ocurrido en las calles 22 y la N, en el suroeste de Guayaquil por supuestamente pasarse a otra organización criminal. El crimen ocurrió el 8 de pctubre, cuando David aún era menor de edad.

El padre del hoy occiso era Ángel Sánchez Miranda, de 37 años, quien estaba en la esquina de su casa conversando con unos amigos cuando llegaron dos hombres en moto y le abrieron fuego. Los testigos que sobrevivieron aseguraron que David iba en la moto.

El hoy occiso pertenecía a la banda Los Choneros y su padre a los Lagartos, explicó la Policía en octubre pasado. Entonces se supo que el padre del David acababa de salir de la Penitenciaría cuando fue baleado.

David Sánchez Aguayo era conocido como alias Tutuma y logró escapó tras el crimen de su padre. No había sido detenido hasta la fecha.

Según los primeros reportes, el cuerpo encontrado hoy tenía varios impactos de bala. Además, en su rostro había sangre y estaba tapado con una capucha negra.

El cadáver estaba a unos 300 metros del Panteón Metropolitano, exactamente en el mismo lugar donde el 30 de octubre pasado se halló otro cuerpo.

Publicidad

Ese día, agentes encontraron el cadáver de un hombre con varias impactos de bala en la cabeza.

Un hombre asesinado a tiros, en el oeste de Guayaquil, cerca de cementerio y de la vía a la costa; no tenía identificación

En esa ocasión, asimismo, el cuerpo estaba cerca del cementerio, en la oreja vial que conecta a la vía Perimetral con la vía a la costa.

El cuerpo tenía maniatadas las muñecas con una cinta transparente y su camiseta cubría la cabeza, según un informe. En el lugar, agentes encontraron varios indicios balísticos y otros, por lo que se presumía que el hombre fue ejecutado en el lugar.

La cifra de muertes violentas registradas en la zona 8 (Guayaquil, Durán y Samborondón) bordea los 600 casos. La semana pasada la Policía informó que iban 595.