NOTICIAS

Publicidad

Una menor murió en un inmueble del sur de Guayaquil. El sospechoso es su padrastro. Foto: El Universo

Publicidad

Los vecinos de la cooperativa Assad Bucaram 1, detrás de las Acacias, se sienten indignados por lo que, según ellos, fue el crimen de una niña de 3 años a mano de su propia madre y padrastro la madrugada de este sábado, 8 de julio.

Pidiendo la reserva de su identidad, por temor a represalias, una de las vecinas del lugar contó que la menor habría sido víctima de maltrato de parte de la pareja.

Ella mencionó que la niña era obligada a pedir dinero en las noches y que la madre y padrastro de la pequeña (ambos de nacionalidad venezolana) aparentemente eran consumidores de droga.

Publicidad

La madrugada del sábado, según contó la mujer, la madre habría salido con la niña en brazos, envuelta entre sábanas.

Ella cree que la finalidad era deshacerse del cadáver de la menor; pero, al notar que los vecinos salieron, la mujer pidió ayuda diciendo que la pequeña había sufrido un accidente.

“La llevaron al hospital, y en el hospital fue que, al desenvolverla, salió la mano de la niña ya rígida, con muchas señales de golpe. Los deditos los tenía como machucados. La niña fue torturada, porque había cabello de la niña en el baño (de la casa). Los dos fueron: el padrastro y la mamá”, relató la vecina del sector.

Publicidad

Otra moradora de la cooperativa Assad Bucaram 1 comentó que en el vecindario se sabía que la niña era maltratada por su progenitora y el padrastro. Dijo que en la casa donde se habría cometido el presunto crimen ellos vivían desde hace quince días.

La menor vivía en Colombia con la abuela materna, pero su madre la habría traído hace poco, expresaron las vecinas. La abuela de la menor está viajando a Ecuador para encargarse de retirar el cadáver del centro forense y hacer los trámites para trasladarla a Colombia.

Publicidad

Los moradores del sitio dijeron sentirse indignados porque, a pesar de la sospecha de que los autores del supuesto asesinato serían la pareja, no fueron detenidos.

Por el contrario, mencionaron, hasta este lunes se vio a la madre de la pequeña sacando sus maletas del inmueble en el que vivían.

Supuestamente la mujer era resguardada por la Policía para evitar que el populacho la linchara en el lugar.

Desde entonces se desconoce el paradero de ella y de su conviviente, a quienes el barrio acusa del crimen.

Publicidad

Una de las vecinas señaló que el hombre vivía en Colombia, pero que se habría venido a Ecuador amenazado de muerte.

La mujer aseguró que el hombre era violento y que en el barrio lo conocían como Caracas. Sería integrante de la banda criminal Tren de Aragua. (I)

Publicidad

Publicidad

Publicidad

¿Tienes alguna sugerencia de tema, comentario o encontraste un error en esta nota?

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad