La percepción de inseguridad ciudadana es alta en la población guayaquileña a causa de los constantes robos con agresiones y las casi 600 muertes violentas que se registraban hasta ayer, según fuentes oficiales, unos 200 asesinatos más que el año pasado, que en su mayoría tiene que ver con el crimen organizado, según la Policía.

En medio de esta crisis de seguridad murió un niño en un aparente asalto en una heladería del sur de la ciudad, el domingo 17 de octubre pasado.

Ese hecho generó temor en familias que acostumbraban a pasear los fines de semana, por lo que evitan salir de sus casas. Ahora hacen uso de las aplicaciones de celular para pedir comida a domicilio.

Publicidad

“Desde hace unos meses ya no salimos. Uno no sabe si en el semáforo lo asaltan o si por una bala perdida en esa guerra entre bandas uno sale afectado”, dice José, padre de una niña de 2 años, quien prefiere no ser identificado con su nombre real.

Bertha, la dependiente de un local de venta de hamburguesas del barrio del Centenario, sector donde se registró la muerte del menor, cuenta que la clientela ha disminuido.

“Sí, a raíz de esa muerte es notoria la baja afluencia. Los clientes que llegan prefieren comprar y llevarse la comida o el uso de los repartidores”, comenta la mujer de unos 50 años.

Publicidad

En un análisis a los datos de los reportes de emergencias por seguridad ciudadana del ECU911 de los últimos tres meses, se identificó que en los días domingo aumenta la incidencia de ese tipo de novedades en la urbe, que incluyen robos a personas, robo de carros, consumo de drogas, entre otras situaciones. Por ejemplo, el miércoles 13 de octubre, el sistema de socorro receptó 1.148 llamadas relacionadas con incidentes de seguridad ciudadana. Mientras que el domingo 17 de octubre, día en que murió el menor en la heladería, recibió 2.363 reportes de ese mismo tipo.

Una mujer herida de bala en medio de enfrentamiento entre policía y sacapintas en el centro de Guayaquil

Guillermo, un taxista que labora de lunes a domingo, percibe también la reducción de pasajeros que usualmente tenía los fines de semana.

Publicidad

“Antes de la pandemia y de los eventos que hemos visto de seguridad había usuarios. Ahora, a las 21:00 usted encuentra un centro vacío por la inseguridad. A esa hora, en los restaurantes ya no hay gente o están cerrados. Yo he dejado de trabajar más allá de la medianoche para evitar cualquier cosa”, cuenta el transportista que labora en casi todas las zonas de la ciudad.

Acciones

Militares ejecutan operativo en el suburbio de Guayaquil. Foto: Jorge Guzmán

Según reportes oficiales, unos mil vehículos son revisados cada día por los militares en Guayaquil, como parte del estado de excepción que rige a nivel nacional desde el 18 de octubre para combatir al crimen organizado y a la delincuencia común que se tomaron la vía pública.

Son 162 asaltos de sacapintas en 2021; la Policía ha detenido a casi 100 sospechosos, pero sin denuncias es complicado obtener sentencias

El presidente Guillermo Lasso también anunció la creación de la Unidad de Defensa Legal de la Fuerza Pública para respaldar a los servidores que pudieran ser demandados por cumplir con su deber. “La ley debe intimidar al delincuente, mas, no al policía”, dijo Lasso y añadió que indultará a todos los que han sido condenados por cumplir con el trabajo encomendado.

Durante la primera semana del estado de excepción, del 19 al 25 de octubre, se ejecutaron 11.147 operativos con el registro de 86.154 ciudadanos y 70.665 vehículos en Guayas. (I)

Publicidad