Esta noche, el ciudadano italiano Benny C., quien días atrás había sido aparentemente secuestrado, apareció con vida en los exteriores de su negocio.

El ciudadano figura como propietario de un restaurante de comida italiana ubicado en un centro comercial de La Garzota, en el norte de Guayaquil.

Alrededor de las 21:00 trascendió que el ciudadano Benny C. se encontraba en los exteriores del local luego de haber sido abandonado por sus captores y después llegar al local por su propia cuenta.

Publicidad

Después de varios minutos, unidades policiales se acercaron al lugar para tomar contacto con la víctima. Algunas fotos circularon sobre la presencia del ciudadano italiano, quien vestía camiseta roja, pantalón gris y zapatos blancos.

Por ahora, las autoridades no han emitido un pronunciamiento oficial respecto al desenlace del supuesto secuestro.

La tarde del viernes anterior, alrededor de las 16:30, sujetos armados llegaron al local del extranjero y se lo llevaron.

Publicidad

Desde ese entonces, personal especializado de la Policía inició indagaciones para dar con el paradero del ciudadano.

Benny C. llegó el 12 de marzo de 2020 a Ecuador para conocer los lugares turísticos, pero el confinamiento por la pandemia de COVID-19 lo tomó por sorpresa y no pudo retornar a su país.

Publicidad

Según contó meses atrás a este Diario, decidió invertir un millón de dólares para expandir su cadena de restaurantes, que nació en Italia, en donde posee dos locales desde hace 25 años. Su primer negocio lo ubicó en un centro comercial de La Garzota.

En las inmediaciones de ese restaurante, en enero pasado, se reportó un enfrentamiento a bala por la sustracción de un vehículo que había adquirido el extranjero.

En ese episodio, hombres se llevaban un automotor y custodios del extranjero reaccionaron con disparos para evitar que retiraran el vehículo de la zona.

Ante esos disparos, los hombres abandonaron el auto y la Policía arribó al sitio.

Publicidad

En el lugar, agentes policiales conocieron que el automotor había sido adquirido por el extranjero en un patio de compra y venta de automotores y habría mantenido valores pendientes de pago, por lo que el dueño de ese local había mandado a esos hombres para retirar el carro, según detalló personal policial a este Diario. (I)