En las cercanías del restaurante italiano Il Sabore Mio se ubicaba un vehículo de custodia privada, la mañana de este sábado, horas después del aparente secuestro del propietario del negocio, Benny C., un ciudadano italiano radicado en Guayaquil.

La tarde del viernes anterior, un grupo de hombres armados, incluyendo dos vestidos de policías, arribaron al negocio, amenazaron con armas largas y se llevaron al dueño del negocio.

Las personas con atuendos policiales se mantuvieron en la zona exterior, mientras los otros sujetos se llevaban al dueño del negocio asentado en una plaza comercial de La Garzota.

Publicidad

Desde el restaurante se agradeció los mensajes de apoyo y preocupación por Benny C.

Policía activa unidades de búsqueda por presunto secuestro de empresario italiano en Guayaquil

“Hasta ahora no podemos dar ninguna declaración por temas de seguridad”, se indicó.

En el loclal sigue la atención con normalidad.

Publicidad

El empresario estuvo involucrado en un incidente en enero pasado. Personal policial refirió que el 26 de enero pasado, en las inmediaciones del negocio, se había suscitado un enfrentamiento a bala, sobre la calle que está entre La Garzota y la Alborada.

Inicialmente, en redes sociales, usuarios consideraron que ese incidente se trataba de un atentado o incluso un intento de robo al local, sin embargo, eso fue descartado por el personal policial que arribó al sitio a realizar indagaciones.

Publicidad

Sujetos armados entraron a restaurante y se llevaron al dueño, en la Garzota

Según personal policial que dialogó con este Diario, unos tres sujetos enviados por el dueño de un patio de compra y venta de carros llegaron, en enero pasado, a las inmediaciones del restaurante para llevarse un automotor que había sido supuestamente adquirido por el propietario del negocio.

En el retiro del automotor se habría dado la actuación de los custodios, indicó personal policial.

Al notar que se llevaban el automotor, custodios del propietario del negocio repelieron esta acción y realizaron disparos hacia el vehículo a fin de evitar que se lo lleven en lo que parecía un aparente robo.

El automotor en disputa quedó abandonado en la av. Guillermo Pareja y estas personas huyeron en una camioneta que los esperaba a la vuelta del negocio.

Publicidad

Según personal policial, este automotor es de alta gama y estaba blindado. A su vez, estaba valorado en alrededor de 100.000 dólares y había sido adquirido tiempo atrás, pero quedaban pendientes valores para cubrir la totalidad.

Al arribo de las unidades policiales, estos custodios del dueño del restaurante quedaron retenidos temporalmente, sin embargo luego quedaron en libertad.

En ese entonces, personal policial y de Fiscalía constataron que el dueño del negocio registraba deudas y habría recibido amenazas, aunque no había puesto denuncia hasta ese momento.

Por ahora no existe reporte oficial sobre el incidente del aparente secuestro, ni algún pronunciamiento de las autoridades. (I)