El general Víctor Herrera, comandante de la Zona 8, encabezó el miércoles, 6 de diciembre, el inicio de los operativos conjuntos con las Fuerzas Armadas en los tres distritos con más muertes violentas de esta jurisdicción: Durán, Nueva Prosperina y Sur. Entre los tres concentran más del 85 % de crímenes en este territorio, integrado por los cantones Guayaquil, Durán y Samborondón, que hasta el 5 de diciembre reportó 2.535 asesinatos.

De esa cifra, el 92 % de casos tiene una motivación criminal, dice el jefe policial que fue posesionado en el cargo el 18 de octubre (antes estuvo al frente de la Comandancia de Quito). Él es consciente de que en la lucha contra el crimen organizado se requiere de colaboración interinstitucional.

Militares y policías ejecutan operativos en tres distritos que concentran más del 85 % de asesinatos en la Zona 8

Mientras participaba de los operativos conjuntamente con el coronel Jorge Hadathy, jefe del distrito Durán, el comandante Herrera se dio tiempo para una breve entrevista con este Diario. Habló de la necesidad de endurecer las penas para delitos como el asesinato y de incorporar los recursos necesarios para la institución.

Publicidad

¿En qué consisten los operativos y con qué periodicidad se irán dando?

La idea de estar haciendo trabajos conjuntos con Fuerzas Armadas, teniendo los eventos que se han dado aquí, especialmente en Durán, tomando en consideración que es uno de los distritos priorizados: Durán, Nueva Prosperina y Sur son los que reportan más del 85 % de muertes violentas aquí en Guayaquil. El trabajo conjunto que se está haciendo con las Fuerzas Armadas es enfocarse en estos territorios que son de mayor incidencia y que hemos tenido más muertes violentas. Este es un trabajo preventivo, de presencia policial y militar. También estamos articulando y fortaleciendo los operativos con investigaciones y el eje de inteligencia para levantar información con los objetivos de mediana y alto valor y tener una desarticulación de las estructuras criminales que vienen causando aquí temor.

¿Qué más se requiere para enfrentar la delincuencia organizada?

Publicidad

Hay que entender que este delito de muertes violentas, extorsiones ‘vacunas’, está generando una serie de incidentes y como institución necesitamos fortalecernos con herramientas coercitivas, un cambio en el COIP (Código Orgánico Integral Penal) enfocado a sancionar de manera ejemplar las muertes violentas. Ya es hora de que se cambie la legislación, ya no de 16 a 22 años de reclusión (asesinato) mayor sino de 58 años, que sean ejemplares. Aquí los delincuentes, los asesinos, se permiten filmar el cometimiento de delitos y ese grado de impunidad nos lleva a una reincidencia, entonces romper esa reincidencia de impunidad es la principal función que como institución nosotros queremos. Recordemos que la cuota más alta la está poniendo la Policía Nacional, solo en este mes hemos tenido tres policías fallecidos.

El general Víctor Herrera (izquierda) durante un operativo conjunto con las Fuerzas Armadas en el cantón Durán A la derecha el coronel Jorge Hadathy. Foto: Francisco Verni. Foto: El Universo

Es algo en lo que usted ya viene insistiendo...

Publicidad

Esperemos que la Asamblea (Nacional) se active en la principal prioridad que tiene la ciudadanía que es la seguridad. Esos cambios que ha presentado la institución y que nosotros exigimos que se hagan de manera inmediata es para darle mayor tranquilidad a los ciudadanos. Delitos como los asesinatos, las extorsiones, el robo a vehículos, a motocicletas requieren ya de un cambio en la legislación y que se articule el sistema punitivo: la Policía Nacional, la Judicatura, que el tema de rehabilitación se encuentren fortalecidos. Eso es lo que buscamos como institución para realmente tener una contención y una disminución de los delitos.

¿Se requiere más control fronterizo?

Se requiere también articulación para el control de explosivos, antes en Guayaquil teníamos amenazas, ahora tenemos detonaciones. Las detonaciones en un 58 % se dan con tipo de explosivos de fabricación industrial. Esta denominación es de tipo emulnor, que es fabricación industrial que viene desde Perú. Recordemos que aquí en un mes hemos hecho dos detenciones: una en Galápagos, en altamar, con 126 fusiles de guerra y fusiles que ni siquiera la Policía tiene. La semana pasada, asimismo, una incautación en un contenedor, de 80 armas más. El día viernes (1 de diciembre) hicimos una detención en el interior de la cárcel de alrededor de 126 tacos de dinamita, entonces, el trabajo se tiene que articular para que esta logística no llegue a la ciudad y sea detenida ahí, donde está, en altamar, en fronteras y no tener este problema acá.

¿Cómo atender los sitios vulnerables donde la penetración del crimen organizado se facilita al punto de reclutar a menores de edad?

Publicidad

Yo pienso que aquí también es posible georreferenciar y hacer una articulación de todas las instituciones estatales que tenemos la responsabilidad. Así lo estamos haciendo, nosotros como institución estamos haciendo un trabajo preventivo, pero sí se necesita y sí es necesario articularnos entre todos.

¿Con cuántos policías terminará la Zona 8, que es la de más muertes violentas del país?

En total tenemos 8.213 policías, el 60 % de las intervenciones que se han dado con policías heridos y fallecidos a nivel nacional lo tiene la subzona Guayaquil, es decir, nosotros hemos dado la mayor cuota. Yo siempre hago un llamado a mis compañeros, porque la Policía Nacional, el talento humano es lo más importante. Tener un personal íntegro, honesto, trabajado, que tenga esa predisposición de renovación, porque nosotros tenemos que entender que para el servidor policial, especialmente en la Subzona Guayas es complicado por el grado de violencia que vivimos hoy en Guayaquil.

Y con este nuevo Gobierno, ¿cuál es la expectativa que tiene la institución en cuanto a equipamiento: patrulleros, chalecos?

Los procesos están en desarrollo, esperemos que ya al iniciar el año se puedan concretar todas las adquisiciones para la Policía Nacional, para tener los medios logísticos necesarios y poder actuar. Yo a corto plazo, les decía, hemos hecho mesas de trabajo a través de mi comandante general y de la dirección de operaciones, para que estos fusiles que han sido decomisados, especialmente aquí en Guayaquil los N4 de calibre 223, que son de uso policial, se pueda hacer el proceso para que de manera inmediata sean entregados a la institución que está haciendo la lucha en contra de la delincuencia que es la Policía Nacional.

¿Y esos fusiles no tienen ningún problema de legalidad?

No tienen ningún problema de legalidad porque son prácticamente nuevos, entonces, la utilización de los medios que son decomisados, recordemos que hay la ley de extinción de dominio, que tenemos vehículos, carros que están en Inmobiliar que podrían ser utilizados de manera inmediata por la Policía Nacional, para tener los recursos necesarios y de manera inmediata articularnos y tener esa fortaleza como institución. Sin embargo, como usted puede evidenciar la Policía con los medios logísticos que tiene hace su mejor esfuerzo, su mejor trabajo, nosotros estamos aquí para apoyar la labor policial.

¿Durante este año la Policía ha logrado dar golpes, debilitar a las organizaciones delictivas o estas bandas tienen su relevos inmediatos que cae uno y asumen dos más el liderazgo?

Entendamos que son piramidales también. Son jerarquizadas, tienen sus líderes y hasta son resilientes. El momento que hay la detención de un líder de manera inmediata aparece otro. Y esa lucha por esas economías criminales son las que llevan a que haya este conflicto con muertes violentas. Nosotros debemos entender que más que atender a los cabecillas es identificar estas economías criminales que alimentan, que les dan los medios logísticos, el armamento. El debilitar esto nos va a permitir realmente tener una contención y eso es lo que estamos tratando de realizar con las diferentes instituciones que tenemos la responsabilidad.

El general Víctor Herrera es posesionado como el nuevo comandante de Guayaquil, Durán y Samborondón

¿Y cómo controlar o combatir estas economías criminales paralelas?

Hay varios mecanismos estatales que se pueden manejar: primero, identificar a través de qué se está haciendo este lavado de dinero. Tenemos muchos mecanismos, muchos detonantes y alarmas que se han levantado y por eso que se realice ese trabajo para identificar cómo se están alimentando estas economías, porque comprar un fusil, comprar vehículos blindados, comprar explosivos no es barato. Y entendemos que ellos tienen los recursos, entonces, romper esas economías sería el principal eje estratégico para nosotros como institución. (I)