Desde el lunes pasado, un ciudadano en Loja empezó a recibir llamadas de carácter extorsivo y amenazante de parte de un hombre desconocido que decía pertenecer a la banda Los Choneros. Recluido supuestamente en la cárcel de Turi, en Cuenca, le exigía entregar $ 3.000 para dejarlo tranquilo; caso contrario, atentarían contra su vida y la de su familia.

Al día siguiente de la primera amenaza, la víctima se percató de que el portón de su casa y su vehículo personal habían sido objeto de grafitis amenazantes con las palabras “plata o plomo”.

Una vez conocido el presunto hecho delictivo y con la finalidad de precautelar la integridad de la víctima, equipos especializados de la Policía contra el crimen y secuestros, en coordinación con Fiscalía, identificaron y ubicaron al presunto responsable de este hecho.

En el operativo resultó aprehendida Deysi R. en delito flagrante y fue puesta a órdenes de un juez, quien luego de una audiencia de formulación de cargos ordenó su encarcelamiento por 30 días mientras la Fiscalía realiza las investigaciones.

Publicidad

A ella se le encontró un teléfono móvil y un sobre de manila con dinero en efectivo producto del pago de la “vacuna”, como llaman los extorsionadores al pago de sus víctimas.

La detenida fue identificada como conviviente del hombre que hacía las llamadas y mandaba los mensajes extorsivos, supuestamente desde Turi, pero que, según los indicios tecnológicos, se encontraba cerca del lugar donde la mujer fue a cobrar el dinero a la víctima. Estuvo de campanero, pero al darse cuenta de que la operación ilegal no salió bien, apagó su teléfono y huyó.

La Policía, sin embargo, continúa en su búsqueda. (I)