La Dirección Nacional de Investigación Antidrogas y la Unidad Nacional de Investigación Antidrogas (Unian) decomisaron unos 331 paquetes de clorhidrato de cocaína en dos vehículos que se movilizaban cerca del sitio Cheve, en la vía Pedernales-Chamanga.

El operativo se realizó el pasado sábado. Personal de ambos grupos policiales tuvo información de que en dos vehículos se transportaban paquetes con estupefacientes.

Con esa información se corroboró, realizando un operativo, que dos ciudadanos se transportaban en un vehículo tipo buseta, de color negro y con placa PBC-9811, y en un yip Trooper, de color blanco y con placa GLF-915. En el momento de la inspección, se les encontraron encaletados en el piso de uno de los vehículos 197 bloques y en el otro vehículo 134 bloques de una sustancia blanquecina, presumiblemente clorhidrato de cocaína.

Se procedió a la aprehensión de Encarnación C. A. y Cristhian P. S., dentro del operativo denominado Black. Además de los dos automotores, se decomisaron 2 teléfonos celulares y 482 dólares.

La investigación policial permitió desarticular el brazo operativo de una organización narcodelictiva dedicada al transporte y acopio de considerables cantidades de droga, aprovechando el perfil costanero, cuyo destino serían mercados de consumo internacional a los que se llegaba a través de la modalidad de lanchas rápidas.

Estas lanchas, de acuerdo a información policial, eran acondicionadas con un compartimento oculto para la sustancia ilícita, a fin de evadir los controles policiales y llegar al centro de acopio temporal y posteriormente a su destino final. (I)