Portoviejo

Agentes policiales fueron informados la noche del martes último de que en la comunidad San Ramón de la parroquia Charapotó, perteneciente al cantón Sucre, en Manabí, fue incinerado un vehículo, en el que, de acuerdo con las primeras indagaciones, habrían viajado los victimarios de la pareja que fue asesinada la tarde de ese mismo día en el sector de San Ignacio de la misma jurisdicción.

La policía se acercó al lugar y pudo verificar que el vehículo que se incendiaba era marca Hyundai modelo Tucson 4x2, color celeste.

La sospecha de los policías es que en este vehículo se movilizaban los que presuntamente acabaron con la vida de los esposos Ramona Charito Cedeño Carranza y Ramón Espinoza Macías, ambos de 35 años y residentes del barrio La Florita, en la parroquia Los Esteros, de la ciudad de Manta.

Familiares de los occisos indicaron que la mañana del martes la pareja salió con rumbo al cantón Rocafuerte (localidad cercana a Charapotó) para realizar un negocio. Sobre Espinoza, se dijo que ofrecía sus servicios de transporte en su auto particular, aunque desconocían las causas que originaron las muertes de ambos.

Tras la autopsia se determinó que en el cuerpo de Espinoza se hallaron orificios de diez impactos de bala, mientras que en el de su cónyuge se determinó que recibió seis disparos.

Julio Miño, comandante de Policía de la Subzona 13 de Manabí, indicó que en la escena donde perecieron los esposos en la comunidad San Ignacio de Charapotó se hallaron 24 indicios balísticos. (I)