El Consejo de la Judicatura (CJ) anunció la destitución de dos servidores al estar implicados en infracciones de índole sexual.

El viernes 18, las autoridades resolvieron separar a Moisés V., quien se desempeñaba como ayudante en la Unidad Judicial Multicompetente de Puerto Quito, en Pichincha, por una presunta agresión sexual, según el expediente efectuado en febrero pasado.

El notario segundo del cantón Francisco de Orellana, Ramiro C., también fue cesado de sus funciones este lunes, luego de la reunión del pleno del CJ.

Según la entidad, a él se lo acusa de supuestamente haber realizado insinuaciones y solicitudes de actos sexuales en contra de una empleada de la notaría.

La denunciante indicó que el notario habría utilizado su condición de autoridad laboral para acosarla, manifestándola que de ello dependía su empleo.

Para ejecutar estas medidas, el pleno del Consejo de la Judicatura se escudó en el numeral 10 del artículo 109 del Código Orgánico de la Función Judicial (COFJ), que sanciona con la destitución por “acosar sexualmente a sus inferiores jerárquicos, compañeros de trabajo o usuarios del servicio, u ofrecer favores de este tipo a sus superiores a cambio de obtener un trato preferencial”. (I)