Dos granadas tipo piña, un fusil FAL de procedencia peruana, nueve cartuchos y una pistola calibre 9 mm se encontraron la madrugada de este jueves frente al Centro de Rehabilitación Social (CRS) Cotopaxi.

El armamento estaba camuflado en un vehículo Chevrolet Sail, color gris, y según la Policía, iba a ser ingresado a la cárcel de Latacunga, uno de los centros penitenciarios del país donde bandas criminales se disputan el control y protagonizan brutales asesinatos entre prisioneros.

El coronel Juan Carlos Salazar, jefe de la Policía Nacional en Cotopaxi, informó que el hallazgo ocurrió a la 01:00 de este jueves en el CRS Cotopaxi, luego de que las unidades de inteligencia de la Policía Nacional y del sistema penitenciario alertaran de que en la parte perimetral de la cárcel se hallaba un vehículo abandonado, ante lo cual se procedió a su registro y se encontró armamento y el material hostil en diferentes espacios del interior.

Al lugar acudieron uniformados de las Fuerzas Armadas, para extraer el material explosivo (granadas), y miembros de Criminalística, quienes recogieron las evidencias. El automotor fue llevado a los patios de retención de vehículos, donde se determinó que fue reportado como robado en Quito, en febrero pasado.

El coronel Salazar dijo que las investigaciones determinarán a qué pabellón se pretendía ingresar el armamento y quiénes serían los responsables, pero destacó que las labores de inteligencia, esta vez, han evitado que los internos de la cárcel de Latacunga consigan armas para librar conflictos entre ellos. (I)