Los vecinos de la ciudadela Vernaza Norte, en Guayaquil, se despertaron la madrugada de este martes 21 por los 46 disparos ocurridos durante un enfrentamiento entre un grupo de delincuentes y policías, en medio de un asalto similar a los ocurridos en Brasil semanas atrás, cuando incluso usaron a ciudadanos como escudos humanos para huir de la policía.

Un grupo de doce sujetos armados llegó a asaltar un predio que operaba como sitio de juegos. En el supuesto casino clandestino estaban al menos 22 usuarios, en el segundo y tercer piso del inmueble, jugando póquer. En la planta baja estaban estacionados algunos vehículos de alta gama.

Según las primeras versiones, los delincuentes llegaron e ingresaron al edificio haciéndose pasar como clientes. Ya en el local, sacaron sus armas y amenazaron a todos; amarraron a los asistentes. Pero un vecino se percató de lo que pasaba y llamó al ECU-911. A los presentes en el lugar les quitaron los celulares y otros objetos personales.

Rastros de balacera en la ciudadela Vernaza Norte, en Guayaquil, por asalto; Policía detuvo a 10 personas. Foto: El Universo

Según testigos, al arribo de las primeras unidades policiales empezó el cruce de balas con los antisociales, que trataron de fugarse al verse acorralados. En el portón del edificio había al menos doce orificios, algunos de entrada y otros de salida, pues los delincuentes abrieron fuego hacia la calle al escuchar la sirena de la Policía.

Publicidad

El mayor Daniel Tobar, quien estaba en el operativo, explicó que al lograr ingresar al edificio vieron cómo cuatro delincuentes armados bajaban las escaleras con una mujer como escudo humano. Se trataba de una cliente que logró alejarse cuando los delincuentes volvieron a disparar contra los policías.

Pese a que intentaron salir por las partes posteriores del predio escalando los muros, diez sospechosos fueron detenidos por los agentes policiales, señaló el coronel Nelson Sotomayor.

El jefe policial señaló que cuatro de los aprehendidos tenían boletas vigentes de captura por tentativa de asesinato. Se trata de Andrés Carlos Q. Y., Christian Alfredo T. Q., Jesús Jorge B. A. y Anthony Daniel M. C.

Santiago P. M., Jonathan M. B., Micheal Jordan E. C., Héctor Adonis B. L. y Shamir R. G., los otros apresados, tienen varias detenciones por otros delitos. Solo uno de los detenidos no registra antecedentes.

La Policía presume que los delincuentes buscaban una caja fuerte del lugar, sin embargo, por la rápida llegada de los uniformados no pudieron acceder al dinero.

Uno de los ladrones resultó herido en una pierna y fue llevado a un hospital.

Publicidad

Horas después, los diez delincuentes fueron presentados ante el fiscal de flagrancia en el Cuartel Modelo para la audiencia. Al funcionario además se le presentaron otros indicios, como las dos armas de fuego recuperadas, pues se presume que varios de los sospechosos se deshicieron de sus armas mientras escapaban por los techos.

Dos armas de fuego, 13 celulares y varios relojes fueron recuperados. Foto: El Universo

También encontraron como evidencias cuatro vehículos en los que se movilizaban los delincuentes. En la escena quedó una camioneta café con varios orificios, un jeep blanco, otro jeep gris y una segunda camioneta plateada. Entre las pertenencias de los delincuentes se hallaron trece celulares que se presume son de los clientes del casino.

Hasta la mañana de este martes, en el lugar se evidenciaban los daños producidos por los disparos en las puertas del inmueble y en los vehículos que se encontraban en la zona.

Además, llegó personal del Departamento de Justicia y Vigilancia del Municipio de Guayaquil. Ellos colocaron sellos de clausura en el predio y aseguraron que no contaba con ningún permiso de funcionamiento.

Funcionarios municipales clausuraron el predio donde se dio la balacera en la ciudadela Vernaza Norte, en Guayaquil. Foto: El Universo

“El predio no ha tramitado ningún permiso en el Municipio de Guayaquil. Habría que revisar en la Intendencia, pero no se puede tener un lugar de apuestas, eso está prohibido”, mencionó un funcionario que llegó al mediodía para inspeccionar el predio y que colocó dos sellos de clausura.

En el lugar permanecían estacionados varios vehículos de alta gama.

El dueño del negocio dijo en la madrugada que él contaba con un permiso especial; sin embargo, el Municipio negó esto. (I)