Los familiares del ciclista de élite Felipe Endara sienten que la justicia les falló. El Tribunal de Casación de la Corte Nacional de Justicia (CNJ) resolvió reducir el monto de indemnización que debe pagar Milton Rivadeneira, conductor que invadió vía y atropelló a Endara en julio de 2018. El accidente dejó graves secuelas en la víctima.

La audiencia de casación se realizó el pasado 26 de agosto, pero se suspendió. Once días después, el 6 de septiembre, el Tribunal conformado por los jueces Byron Guillén (ponente), Luis Rivera y Adrián Rojas emitió el dictamen, en el cual se determinó que la indemnización baje de $ 576.802 a $ 200.000. Los jueces no tocaron la sentencia de 45 meses de prisión establecida en febrero de 2020 y ratificada en julio de 2021, explicó Andrea Endara, hermana del ciclista.

Ella relató que la sentencia de casación sorprendió a la familia, porque la defensa de Rivadeneira planteó el recurso para reducir el tiempo de la condena, no para revisar lo económico. Reprochó que los $ 200.000 ni siquiera alcanzan para cubrir los $ 300.000 de la factura del hospital en el que estuvo el ciclista por cuatro meses, después de que fue arrollado.

Felipe Endara ha estado internado por varias ocasiones, estuvo en coma, fue sometido a varias cirugías delicadas. El golpe del vehículo lo dejó ciego, no puede caminar, su discapacidad física es del 90%.

Publicidad

“Después de tres años de lucha... una vez más, el conductor que le atropelló a mi hermano por meterse 16 metros en contravía y fugarse no es sancionado de la mejor forma”, lamentó Andrea Endara.

El accidente ocurrió a las 18:30 del 16 de julio de 2018, en la avenida Interoceánica, que conecta a Quito con Cumbayá. En el video de seguridad que grabó todo se ve que el ciclista, que circulaba por el carril que le correspondía, fue embestido por un vehículo cuando este giró, invadiendo vía.

Endara salió expulsado por los aires. Quedó en el suelo. El conductor no se detuvo a socorrer al deportista y siguió de largo. Pasó más de un año hasta que el responsable fue detenido, en octubre de 2019.

Para las atenciones médicas y cuidados que necesita el ciclista cada mes la familia gasta aproximadamente $ 2.000, o más, sin contar el dinero que deben destinar a los pagos por los litigios judiciales. Andrea Endara contó que en todo este tiempo no han recibido ningún tipo de pago o reparación por parte de Rivadeneira.

El 8 de septiembre, en un comunicado, el Tribunal publicó una explicación de su decisión. Indicó que se reformó una parte de la sentencia analizada, debido a una “errada interpretación” del artículo 77 del Código Orgánico Integral Penal (COIP), que atenta contra principios de equidad, razonabilidad, entre otros. El artículo trata sobre la reparación integral de daños.

La doctora Sofía Guerrero, abogada de Andrea Endara, señaló que para determinar la cuantía de una indemnización un tribunal de justicia no debe tomar en cuenta la situación económica del procesado. “(Esa) es la excusa que el Tribunal hace, diciendo que (el monto) es impagable. La finalidad una indemnización es velar por la reparación de la víctima, no por el patrimonio del procesado”, describió.

Publicidad

La familia de la víctima aún no define qué recurso legal seguir para revertir la resolución de casación. Primero esperan a que la sentencia esté ejecutoriada. Quieren que el caso marque una diferencia en la aplicación de justicia en accidentes contra ciclistas.

Felipe Endara es el cuarto de ocho hermanos. Cuando sufrió el accidente tenía 34 años, se dedicaba al ciclismo de montaña. Fue campeón nacional en la modalidad XCM en 2013 y en 2017. Quedó campeón en la Vuelta al Cotopaxi. Compitió en Italia.

Creó una academia de ciclismo que llevó su nombre y se involucró en causas sociales. Fundó el proyecto de inclusión al deporte “Yo también llego a la meta”, para padres e hijos con síndrome de down. Organizaba competencias deportivas solidarias para recaudar fondos para una fundación que atiende a niños de escasos recursos económicos.

“Su lema era crear un ciclismo seguro y responsable. Quería crear un semillero de deportistas para formar campeones nacionales e internacionales en ciclismo de montaña (...) Feli es increíble, se quedó con su esencia. Sigue siendo ese campeón...”, recordó su hermana. (I)