Xiang Q., Gio G. y Xu W. son los tres ciudadanos chinos detenidos en marzo pasado por estar involucrados en el secuestro de un compatriota. Tras interponer un recurso de habeas corpus por supuestos problemas de salud los tres salieron de la Penitenciaría del Litoral hace 20 días y usan el dispositivo electrónico de rastreo.

El tribunal que revocó la orden de prisión preventiva ordenó, además, que los extranjeros se presentaran una vez por semana ante el juez competente y la prohibición de salida del país.

Pero esta semana se conoció que los tres chinos no han acudido al juzgado e inmediatamente empezó el rumor de una posible fuga.

Esto fue desmentido por el abogado Steven Reyes, que presentó el habeas corpus. El legista dijo que aún no se ha determinado ante qué juez se deben presentar los extranjeros, quienes aún permanecerían en el país.

Publicidad

Sin embargo, el fiscal Darwin Muñoz protestó la semana pasada cuando en plena audiencia de evaluación y preparatoria de juicio solicitada por Fiscalía para emitir su acusación contra los procesados se enteraron de que los extranjeros ya no estaban presos.

Muñoz remitió un informe a la fiscal provincial del Guayas, Yanina Villagómez. En el documento indica que ni Fiscalía ni el juez de Garantías Penales que lleva el proceso fueron convocados a la audiencia donde se concedió el habeas corpus.

Sin embargo, Jessy Monroy, uno de los jueces que decidió sacar de la Penitenciaría a los asiáticos, se defendió y sostuvo que el recurso interpuesto era en contra de la decisión del juez que ordenó la prisión preventiva meses atrás y que ellos no tenían la obligación de notificar al fiscal que lleva la investigación por el secuestro extorsivo.

El juez Monroy también mencionó que sí había pedido un informe al juez y que se ordenó la libertad de los extranjeros por un quebranto en su salud.

Sostiene que los extranjeros presentaron un certificado médico particular que indica que estarían enfermos, que presentan patologías graves y que necesitan atención médica fuera de la cárcel.

“La perito médica Ángela Chachapoyas se ratifica en su informe que los ciudadanos chinos tienen patologías graves y cuando es cuestionada si los reos pueden recibir atención médica dentro del centro de privación de libertad, ella dice que no y el informe de la cárcel ratifica lo mismo”, dijo el juez Monroy.

Publicidad

Entre las patologías que presentarían los extranjeros estarían: hipertensión, diabetes, sinusitis, artritis y amiloidosis neuropática.

El juez Monroy mencionó que los chinos, además, estarían deprimidos.

EL UNIVERSO solicitó al Servicio Nacional de Atención a Personal Privadas de Libertad (SNAI) información sobre cuántos presos en Ecuador sufren este tipo de enfermedades, pero hasta el cierre de esta edición no hubo una respuesta.

Tampoco respondieron si los extranjeros están siendo monitoreados mediante el grillete electrónico.

Tras conocer que los supuestos secuestradores fueron liberados, la Fiscalía ejecutó acciones internas para brindar protección al afectado, quien fue rescatado el 5 de marzo de una casa ubicada en la autopista Narcisa de Jesús, donde permanecía maniatado.

La Fiscalía también coordinó con la Procuraduría General del Estado para presentar un recurso de apelación a la sentencia en la presente acción jurisdiccional de los jueces Jessy Monroy, Carlos Zambrano y Rocío Córdova, pertenecientes a la Sala Especializada de la Familia, Niñez, Adolescencia y Adolescentes Infractores de la Corte Provincial de Justicia del Guayas, y requerir, en instancia superior, la declaratoria de error inexcusable. (I)