El contralor (s) Pablo Celi y Adolfo Agusto Briones permanecerán recluidos en la Cárcel 4 de Quito, mientras continúan las investigaciones del caso Las Torres. El juez de la Corte Nacional de Justicia (CNJ), Felipe Córdova, ratificó la medida de prisión preventiva en contra de los procesados.

A las 18:00 de este miércoles 23 de junio terminó la audiencia -que retomó la diligencia suspendida del pasado 21 de junio-, donde se analizaban los pedidos de revocatoria de medidas que presentaron las defensas de los dos sospechosos en razón de que se habrían desvanecido los argumentos que motivaron la orden de prisión dictada el 13 de abril.

Tras revisar las razones expuestas por los procesados y por la Fiscalía, para que no se levante la prisión, el juez Córdova expresó que en ambos casos no se han desvanecido los elementos de convicción.

Agusto Briones, además, también solicitó que, en el caso de que no proceda la revocatoria, se le conceda una sustitución de la medida por cualquier otra, debido a que presenta un diagnóstico de trastorno mixto, ansioso depresivo.

El juez Córdova negó este pedido, debido a que el cuadro de Agusto Briones no está contemplado como parte de las enfermedades raras o catastróficas, enlistadas por el Ministerio de Salud, que justifican la sustitución de la prisión preventiva.

En esta audiencia también se trataron los pedidos de revisión de medidas por parte de otros dos procesados en el caso: Roy Calero y Pedro Saona, quienes debían presentarse periódicamente en la Corte Nacional de Justicia.

La defensa de Calero solicitó que a su cliente se le permitiera presentarse en una localidad de Estados Unidos, que es donde vive desde 2019. En cambio, el abogado Diego Racines dijo en la diligencia del 21 de junio que ya no representaba a Saona y que había dejado de tener contacto con él.

Tras certificarse que ninguno de los dos cumplió con la medida, el juez de la CNJ no acogió el pedido y dispuso a la Policía Nacional la búsqueda y localización inmediata de Calero y Saona, quienes ahora deberán guardar prisión preventiva en la Cárcel 4, junto a Celi y Briones.

Luego de conocerse la decisión, la Fiscalía mencionó que durante un año y medio se ha investigado a la presunta estructura de corrupción –cuyos líderes ocupaban altos cargos públicos– habrían exigido pagos indebidos a cambio del desvanecimiento de glosas y el cumplimiento de pagos de planillas, correspondientes a contratos suscritos entre EP Petroecuador y la empresa NOLIMIT S. A., entre 2017 y 2020. En el caso Las Torres se investiga a 13 personas.