La asambleísta por la Izquierda Democrática (ID) Verónica Carrillo compartió en sus redes sociales una fotografía en la que expuso su rostro herido y ensangrentado a causa de los golpes que recibió durante el asalto que sufrió la noche del jueves 19 de mayo.

“Acabo de ser víctima de un asalto con arma el día de hoy (jueves), @LassoGuillermo. Y dígame, señor presidente, ¿cuántas personas más tendrán que pasar para que se dé cuenta de lo que estamos viviendo!”, publicó Carrillo junto a la fotografía.

Varios legisladores y personajes políticos manifestaron su solidaridad con la asambleísta y rechazaron la situación de inseguridad que vive el país.

Uno de ellos fue su compañera de partido Johanna Moreira, quien expresó: “Mi Vero, ¡mi solidaridad y total apoyo! Esta no es vida para nosotras. Te mando un fuerte abrazo y cuenta conmigo para todo. Qué impotencia tan grande”.

Publicidad

Juan Cristóbal Lloret (UNES) escribió: “Mi solidaridad, Verónica, no me cansaré de insistir para hacerle frente a la inseguridad. Demandamos con urgencia institucionalidad, políticas públicas y recursos económicos, responsabilidad directa de @LassoGuillermo”.

La mañana del viernes, Carrillo publicó un comunicado en el cual agradeció las muestras de apoyo e increpó al presidente Guillermo Lasso y al ministro de Gobierno, Francisco Jiménez, por las acciones para reducir los índices de criminalidad.

Policía indicó que explosivos detonados en cerro de Daule fueron mal manipulados; Fiscalía presume que se pretendía enviar la carga explosiva hasta la Penitenciaría

En el comunicado informó que hoy acudió al hospital Pablo Arturo Suárez, en el norte de Quito, para realizarse los exámenes médicos correspondientes. “Recibí una sutura de tres puntos a la altura del pómulo, pues fui agredida con un objeto contundente (arma de fuego)”, describió.

A renglón seguido expresó que “la situación de inseguridad, desigualdad y criminalidad ha llegado a niveles muy altos. No existen políticas y acciones integrales por parte del Ejecutivo. El país vive una ola de violencia, y las acciones por parte del Estado son descoordinadas e improvisadas. Los asaltos y sicariatos se han normalizado”.

Publicidad

Al finalizar el texto, Carrillo enfatizó que no podrá superar fácilmente el asalto, ya que las personas que la acompañaban pudieron haber perdido la vida. (I)