Tulcán

Un camión que transportaba 396 kilos de clorhidrato de cocaína fue aprehendido en la vía E35, a la altura de la parroquia La Paz, ubicada a 60 kilómetros de Tulcán.

La Jefatura Antidrogas de Carchi informó que sus agentes evidenciaron que en el cajón del automotor había varios compartimientos en los que era ocultado el alcaloide.

Omar Montoya, jefe provincial Antinarcóticos, explicó que la pared del espaldar de la sección de carga tenía un doble fondo, donde la droga fue camuflada y luego identificada por los investigadores.

Agregó que el desplazamiento del vehículo sin carga generó sospechas, por lo que fue obligado a detenerse para ser revisado minuciosamente. En el vehículo, las caletas habrían sido confeccionadas por un experto en carpintería y metalmecánica.

Haciendo uso de un desarmador gigante, agentes antinarcóticos desarmaron la pared falsa y observaron los ladrillos con la sustancia prohibida escondida en medio del panel.

Montoya informó que el ciudadano ecuatoriano Leonardo G. fue aprehendido en delito flagrante con 400 paquetes rectangulares con droga envueltos con cinta de embalaje color beis, en cuya parte superior estaba adherida una imagen de un avión y una marca interna en alto relieve.

La subzona de Policía de Carchi confirmó que otros dos ecuatorianos y un ciudadano de nacionalidad colombiana también fueron detenidos. Las primeras indagaciones señalaron que el cargamento tenía como destino los puertos de Manta y Guayaquil, desde donde pretendían sacarlo al exterior.

El camión y un celular fueron inmovilizados y los detenidos puestos a órdenes de las autoridades de justicia en Tulcán. En menos de quince días han sido aprehendidos dos cargamentos, el primero en medio de quintales de patatas. (I)