El primer vocal del Consejo de la Judicatura (CJ), Xavier Muñoz Intriago, solicitó al presidente de la República, Guillermo Lasso, que renuncie al cargo ante la imposibilidad de cumplir con lo ofertado en la campaña electoral.

Esa fue la contestación de Muñoz frente al pedido público que hizo el jefe de Estado el pasado 3 de junio, cuando afirmó que su gobierno no se siente representado ante el Consejo de la Judicatura, por sus actuaciones frente a la institución, y le pidió que presente su renuncia.

Guillermo Lasso solicitó la renuncia a Xavier Muñoz, delegado del Ejecutivo en el Consejo de la Judicatura

Muñoz hizo pública su respuesta este 4 de junio y en una carta remitida al primer mandatario le recuerda que el 14 de abril de 2021 fue posesionado como vocal principal del CJ por la Asamblea Nacional, luego que el Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (CPCCS) lo eligió para esa dignidad de la terna presentada por el expresidente de la República Lenín Moreno.

El vocal de la Judicatura manifiesta que la Constitución no le faculta al presidente de la República a solicitar la renuncia al cargo, como lo ha hecho en total oposición y desconocimiento de la Constitución y la ley.

Publicidad

Muñoz sostiene que la buena salud de la democracia depende de la no injerencia entre las funciones del Estado. Violentar ese principio la desestabiliza y debilita. Además, manifiesta que no le corresponde rendirle cuentas al Ejecutivo.

Que “en lo único que concuerdo con usted es que, pese a haber sido incluido en la terna del Ejecutivo, yo no represento a su gobierno, y tampoco es mi deseo hacerlo”, recalca en la carta.

En el Ecuador no existe el mandato imperativo, por lo tanto, una vez designado por el CPCCS y posesionado como vocal principal del Consejo de la Judicatura, “yo tengo la función pública que debo desarrollar, y desarrollo, con total independencia de la función o la persona que originalmente me postuló. Por tanto, es equivocada su afirmación al decir que soy el representante del Ejecutivo en el Consejo de la Judicatura”, indica.

Hablando como un ciudadano, añade Muñoz en la carta, “también le señalo que no me siento representado por usted, que me considero, como millones de compatriotas, decepcionado frente a su absoluta incapacidad para detener la violencia y la pobreza en el país; me siento afligido por su estilo y acciones autoritarias”.

Concluye la respuesta solicitando, como ciudadano, que “reconsidere su posición en el Ejecutivo y ante la imposibilidad de cumplir con lo ofertado en su campaña electoral, presente su dimisión al cargo de presidente constitucional de la República del Ecuador, permitiendo que esta vez sí personas capaces y comprometidas ejerzan tan delicada función”. (I)