Tres impugnaciones ciudadanas se presentaron en el proceso de selección por terna de la primera autoridad de la Superintendencia de Bancos, en contra de la postulante Rosa Guerrero Murgueytio.

Del 1 al 3 de junio, el Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (CPCCS) abrió la fase de impugnación ciudadana dentro de la selección de la nueva autoridad de la Superintendencia de Bancos, y se presentaron tres objeciones.

La terna que envió el presidente de la República, Guillermo Lasso, está compuesta por Rosa Guerrero Murgueytio y Raúl González Carrión, quienes fueron admitidos dentro del proceso al concluirse que cumplieron con los requisitos de ley y no están incursos en prohibiciones legales.

La tarde de este 8 de junio, el equipo técnico, integrado por servidores del Consejo de Participación Ciudadana, instaló una sesión permanente para revisar las tres impugnaciones y analizar si cumplen con los requisitos para ser admitidas o de lo contrario son inadmitidas.

Publicidad

Las tres impugnaciones se presentaron en contra de la candidatura de Rosa Guerrero Murgueytio y sus impugnantes son: Diego Trujillo Llumiquinga, Alfonso Mogrovejo y el excandidato a la Presidencia de la República del correísmo, Andrés Arauz Galarza.

En su cuenta de Twitter, Arauz informó que presentó su objeción en contra de la postulante Rosa Guerrero, quien actualmente preside la Superintendencia de Bancos, luego de la destitución y censura de Ruth Arregui, por un juicio político que se sustanció en la Asamblea Nacional.

“Presenté al Consejo de Participación Ciudadana la impugnación contra Rosa Matilde Guerrero: subrogante irregularmente nombrada por Arregui minutos antes de su destitución como Superintendente de Bancos. Guerrero, cercana a Lenín Moreno, fue nominada por Lasso ¿La banca o el país?” (sic), publicó Arauz.

El reglamento para la designación de esta autoridad determina que dentro del término de tres días, contados desde que culmina la recepción de impugnaciones ciudadanas, esta comisión técnica presentará al pleno del Consejo de Participación Ciudadana un informe en el cual se detalle, motive individualmente cada impugnación y recomiende la admisión o inadmisión a trámite.

Publicidad

Sobre ese informe, los siete vocales del CPCCS resolverán en el término de un día si las admiten o no.

De ser admitidas, se convocará a audiencias públicas para sustanciarlas, en las que las partes presentarán sus pruebas de cargo y descargo. Estos recursos deben versar por incumplimiento de requisitos de los aspirantes o falta de probidad notoria e idoneidad para ocupar el cargo.

La postulación de Guerrero causó molestia dentro del Consejo, pues los tres vocales de minoría, Sofía Almeida, David Rosero y Javier Dávalos, alegan que incumple el requisito de contar con un título de tercer nivel en las ramas de economía y finanzas, como lo establece el Código Orgánico Monetario.

El CPCCS consultó a la Secretaría Nacional de Ciencia y Tecnología (Senescyt) si su título de licenciada en Sociología y Ciencias Políticas correspondía a ramas afines a los de economía o finanzas, como se estipula en el artículo 68 del Código Monetario y Financiero.

Publicidad

La Senescyt había respondido a esa solicitud concluyendo que sí son ramas afines, por lo que para el CPCCS la candidata sí cumple con el requisito legal, pues “corresponde a un área relacionada a la materia de economía, conforme el pronunciamiento de la Senescyt”, por lo que se habilitó su postulación.

Sobre González no se registraron impugnaciones.

En tanto, la tercera de la terna, Doris Padilla, fue inadmitida dentro de esta designación porque no cumplía con el requisito de tener diez años de experiencia en el ejercicio de las áreas relacionadas para ocupar el cargo de superintendenta.

Se evidenció que registraba un título de tercer nivel en Ingeniera en Contabilidad y Auditoría del 10 de febrero de 2013, por lo que su experiencia profesional era de nueve años y tres meses y fue descalificada.

Publicidad

Si el CPCCS resuelve no admitir estos tres cuestionamientos, el proceso continuará con la convocatoria a Guerrero y González para que expongan ante el pleno una propuesta de plan de trabajo en el caso de que fueran elegidos superintendente.

Luego, el pleno debe resolver en el término de un día, de forma motivada, cuál de los concursantes es el idóneo para ocupar esa función. La decisión se tomará con el voto de la mayoría (cuatro consejeros) o por unanimidad. (I)