El exconsejero presidencial Santiago Cuesta rechazó el allanamiento a su domicilio que habría realizado -la madrugada de este martes- la Fiscalía General del Estado, entidad que desde junio de 2019 investiga una presunta delincuencia organizada relacionada con actos de corrupción en Petroecuador, Contraloría y Secretaría de la Presidencia de la República.

En una carta con cuatro puntos, Cuesta aseguró no estar involucrado en los hechos que se investigan.

Indicó que fue funcionario del gobierno de Lenín Moreno entre mayo de 2018 y septiembre de 2019 y que sus funciones como consejero presidencial estuvieron orientadas a ordenar el gasto gubernamental y al mejoramiento de la eficiencia del sector público.

Esas funciones estuvieron totalmente alejadas del manejo o gestión en el área petrolera, por lo que nunca tuve participación en las decisiones que se tomaban al respecto

Santiago Cuesta, exconsejero de la Presidencia de la República

Cuesta agregó desconocer sobre compras, ventas, transacciones, canjes, deudas o cualquier tipo de negociación petrolera que se haya realizado entre el Estado ecuatoriano representado por alguna de sus autoridades y alguna empresa compradora o intermediaria del petróleo.

El contralor (s), Pablo Celi, y otras personas fueron detenidas este martes

Agregó que no ha existido ningún pedido de parte de la Fiscalía para presentarse a declarar sobre ese proceso ni tampoco ha sido involucrado en este. Sin embargo, dijo estar dispuesto a presentarse si así las autoridades lo requieren.

Según el exfuncionario, a finales del mes de marzo salió del país por asuntos médicos y una vez recuperado volverá al país. (I).