De los siete helicópteros Dhruv que fueron adquiridos por la Fuerza Aérea Ecuatoriana (FAE) a la empresa india Hindustan Aeronautics Limited (HAL), en el 2008, por un monto de $ 42,5 millones, solamente hay tres sobrevivientes: FAE-602, FAE-605 y FAE-606. Pero no están operativos.

Las tres naves están embodegadas en un hangar del Ala de Combate n.º 22 de la FAE, en la Base Aérea Simón Bolívar de Guayaquil, desde el 2015, año en el que la institución resolvió su “paralización indefinida” luego del último de los accidentes en los que se destruyeron los otros cuatro.

En abril del 2021, durante el gobierno de Lenín Moreno, se anunció que saldrían a la venta, pero esto no se concretó. Cuatro meses antes, la Fiscalía General del Estado había reactivado la investigación por presunto peculado en el proceso de adquisición de los Dhruv que se había archivado en el 2009 y pidió al juez de la causa que prohibiera la venta de esas naves porque eran parte del proceso judicial.

Publicidad

Este 19 de junio, el juez Luis Rivera dictó auto de sobreseimiento para los 18 acusados por la Fiscalía y dispuso que se revoquen las medidas cautelares y de protección en su contra; esto implicaría que se levantará la prohibición de venta de los helicópteros, comenta un abogado vinculado al caso.

Rivera determinó que los hechos en torno a la adquisición de las naves “no constituyen delito y no se puede dar paso a la etapa de juicio, puesto que no ha llegado a subsumir la conducta penal que prevé el tipo a las actuaciones de ninguno de los procesados”. Que la Fiscalía no presentó suficientes elementos de convicción que sustenten la acusación.

Las otras naves se destruyeron en cuatro accidentes:

Publicidad

  • El primero ocurrió el 27 de octubre de 2009. Uno de los helicópteros se estrelló durante una exhibición aérea en la Base Aérea Mariscal Sucre en Quito, realizada por los 89 años de la fundación de la FAE. En aquella ocasión no hubo fallecidos.
  • Cinco años después, el 20 de febrero de 2014, la nave presidencial se cayó en la comunidad de San Roque, en Chimborazo, mientras viajaba desde Guayaquil hacia Quito. En ese accidente murieron tres militares.
QUITO. Durante una ceremonia de ascensos de la FAE, en octubre del 2009, se produjo el primer accidente. No hubo fallecidos.
  • En tanto, el 13 de enero de 2015, otro helicóptero se cayó durante una misión de entrenamiento en Chongón, cerca de Guayaquil. No hubo víctimas.
  • Y dos semanas después, el 27 de enero de 2015, se estrelló el cuarto. El accidente fue en el helipuerto de Tena, en Napo. Tampoco hubo fallecidos, pero sí heridos.

La empresa estatal Seguros Sucre pagó en total $ 46′410.760 por los seguros de las naves destruidas, según documentos que constan en el expediente del caso.

La compra de los Dhruv fue cuestionada en su momento por el fallecido comandante de la FAE, general Jorge Gabela, que fue asesinado en el 2010. Su crimen no se ha aclarado. (I)