Patricio Carrillo Rosero fue designado por el presidente Guillermo Lasso como ministro del Interior el 30 de marzo de este año, es decir, cumplió 177 días en el cargo. Llegó a ese puesto tras la escisión del Ministerio de Gobierno, que estaba ocupado hasta esa fecha por Alexandra Vela.

Lasso lo dividió en dos: el de Gobierno, para tratar asuntos políticos, en el que puso a Francisco Jiménez; y el del Interior, para temas de seguridad ciudadana.

La noche del pasado 23 de septiembre, el presidente Guillermo Lasso lo removió del Ministerio en medio de la crisis institucional derivada del crimen de la abogada María Belén Bernal en un centro de formación policial.

Publicidad

Germán Cáceres será procesado por el delito de femicidio

“El general Patricio Carrillo ha dedicado su vida y su lealtad al ideal de un país más seguro; sin embargo, tras los acontecimientos de estos últimos días, he decidido que sus servicios concluyan el día de hoy”, dijo en una cadena televisada desde el aeropuerto de Quito, a su llegada de un periplo por los Estados Unidos.

El general en servicio pasivo ingresó a la Policía Nacional hace más de 35 años. A lo largo de su carrera fue director de Planificación de la Policía Nacional, comandante de Policía en Los Ríos, director nacional de la Policía Comunitaria y comandante del Distrito Metropolitano de Quito. Fue agregado de Policía adjunto en la Embajada de Ecuador en Colombia y profesor e instructor policial.

En octubre de 2019, estuvo encargado de los operativos de seguridad en el paro nacional contra las medidas económicas del expresidente Lenín Moreno convocado por la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie) y otros grupos sociales.

El 10 de enero de 2020 fue designado comandante general de la Policía, cargo que ocupó hasta marzo de 2021, al ser reemplazado por Tannya Varela.

Publicidad

Como ministro encaró nuevamente un paro organizado por la Conaie, en junio pasado, y estuvo a la cabeza de las acciones de la fuerza pública para precautelar la seguridad.

Como efecto de su gestión en esas movilizaciones, los legisladores de la bancada del correísmo, Unión por la Esperanza (UNES) y de Pachakutik (PK) impulsaron un juicio político que no avanzó.

En agosto pasado, la Comisión de Fiscalización dejó sin efecto el procedimiento debido a la existencia de “inconvenientes técnicos”, en una aparente sustracción de correos electrónicos.

Luego, a mediados de septiembre, el Consejo de Administración Legislativa (CAL) calificó una solicitud de enjuiciamiento planteada por las legisladoras Johanna Moreira y Lucía Placencia, de la Izquierda Democrática (ID), que fue remitida a la Comisión para que la sustancie.

Publicidad

Las asambleístas lo acusan de incurrir en incumplimiento de funciones por cómo enfrentó las protestas de junio pasado que lideró el movimiento indígena y también, por el incremento de la inseguridad ciudadana.

Mientras tanto, para este miércoles 28 de septiembre, a las 10:00, la Asamblea Nacional convocó a los 137 legisladores a participar en la sesión n.° 800 del pleno, a la que fueron llamados a comparecer Patricio Carrillo, como ministro del Interior (ahora exministro); Fausto Salinas, comandante general de la Policía Nacional; Diego Ordóñez, secretario de Seguridad Pública; Paola Flores, secretaria de Derechos Humanos; y a Diana Salazar, fiscal general del Estado, para que expliquen las acciones u omisiones cometidas en torno al caso del asesinato de María Belén Bernal.

Previamente a las 13:00 de este martes, está previsto que comparezca la madre de Bernal, Elizabeth Otavalo Paredes, para que dé detalles de lo sucedido y la actuación de las autoridades estatales.

Carrillo es doctor en Ciencias de la Educación, con mención en Investigación y Planificación Educativa. Además cuenta con un diplomado superior en Seguridad Ciudadana. Es especialista en Gerencia de la Calidad y Productividad con Normas ISO. Y tiene experticia en el diseño de política pública de seguridad ciudadana. (I)