El pleno del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (CPCCS) descalificó la noche de este 5 de junio a dos postulantes más en el concurso de méritos y oposición para escoger al defensor público.

Ellos son Inés Maritza Romero, quien fue jueza de Pichincha; y Wilson Ortega, quien es juez del Tribunal Contencioso Electoral (TCE).

Sobre la primera, el informe jurídico indicó que no cumplía con el requisito de probidad notoria.

Publicidad

En tanto, el segundo se hallaba inmerso en la inhabilidad establecida en el artículo 20 del Código de la Democracia que señala: “Las consejeras o consejeros y las juezas o jueces electorales que se encuentren en funciones, no podrán presentarse a ningún concurso para otros cargos estatales”.

El pasado lunes 3 de junio, el CPCCS descalificó a otros dos candidatos: Byron Guillén Zambrano y Jorge Ballesteros Ballesteros, de quienes se indicó que incumplieron el principio de probidad, que es uno de los requisitos obligatorios.

En la misma reunión se aceptó la renuncia de Daniel Frías, quien hasta ese momento era el mejor puntuado del concurso.

Publicidad

Con estas resoluciones, la lista de aspirantes a defensor público quedó encabezada por Ricardo Morales, seguido por Yolanda Yerovi, Margarita Gualotuña y Jorge Aníbal Torres. (I)