Con paradero desconocido, la exministra de Transporte y Obras Públicas del correato, María de los Ángeles Duarte, se sumó la noche de este 13 de marzo a la lista de exfuncionarios de ese gobierno que se hallan prófugos de la justicia ecuatoriana.

La Cancillería ecuatoriana informó que Duarte se fugó de la embajada de Argentina en Quito, donde se hallaba refugiada desde el 2020. Hace pocas semanas, ese país le concedió asilo político, pero Ecuador no le dio el salvoconducto para que pudiera viajar.

Duarte está sentenciada a ocho años de cárcel por cohecho pasivo agravado en el caso Sobornos 2012-2016.

Publicidad

Como ella, hay al menos una docena de correístas con sentencias o con procesos penales en marcha que se hallan fuera del país.

Rafael Correa, expresidente, se encuentra en Bélgica. Salió antes de ser llamado a juicio por el caso del secuestro del activista Fernando Balda y de ser sentenciado por cohecho pasivo agravado en el caso Sobornos 2012-2016, en el 2020.

Además de Duarte, los exministros Walter Solís y Vinicio Alvarado, así como sus exasambleístas Christian Viteri y Viviana Bonilla, también son parte de la lista de sentenciados en el caso Sobornos. Todos mantienen en firme una sentencia de ocho años de cárcel por cohecho y deben pagar $ 778.000 como reparación integral al Estado.

Publicidad

Solís, Viteri y Bonilla se hallan en México, y Vinicio Alvarado en Venezuela.

En el 2020, el exsecretario de Comunicación Fernando Alvarado fue declarado inocente de peculado al señalarse la inexistencia del delito, pero en febrero de 2022 se le ordenó prisión preventiva por el delito de incumplimiento de orden de autoridad competente, por retirarse el grillete electrónico definido en la causa por peculado. Fue llamado a juicio en este último caso.

Publicidad

Desde agosto de 2019, el exministro de Relaciones Exteriores y de Defensa Ricardo Patiño mantiene en suspenso un llamado a juicio por un delito de instigación que se habría dado en octubre de 2018 en Latacunga. Patiño se encuentra en México.

En ese mismo país se hallan, bajo la protección del régimen de Andrés Manuel López Obrador, los exasambleístas Gabriela Rivadeneira, Soledad Buendía (y su esposo, el exconsejero ciudadano Edwin Jarrín) y Carlos Viteri Gualinga, pese a no tener procesos judiciales como tal abiertos en Ecuador.

En México también está en condición de refugiado humanitario el exsuperintendente de Comunicación Carlos Ochoa, quien mantiene desde marzo de 2019 un llamado a juicio en suspenso por el delito de falsificación ideológica. Se lo acusa de haber cometido falsificación en una parte de la Ley de Comunicación con la que se sancionó a ocho medios radiales entre 2015 y 2016. (I)