Marcos Miranda, de 29 años, es el subsecretario general jurídico de la Presidencia. Abogado, con maestrías obtenidas en el extranjero, es parte de la “camada” de profesionales formados bajo la visión de la Fundación Ecuador Libre, que es el “semillero” de funcionarios del gobierno de Guillermo Lasso. Además de ese cargo, es el delegado del mandatario en varios cuerpos colegiados, como los directorios de la Empresa Nacional Minera (Enami) y de la Agencia Nacional de Tránsito (ANT), y el Comité Estratégico de Promoción y Atracción de Inversiones (Cepai).

Miranda dice que estas designaciones muestran la confianza que Lasso tiene en la juventud. “Para muchos jóvenes la edad es una barrera para su desarrollo profesional, para asumir responsabilidades. El presidente Lasso ha querido cambiar esto”, señala Miranda, quien se vinculó a Ecuador Libre en el 2018. Era su director jurídico. Y junto a Fabián Pozo, que formaba parte del consejo asesor de la oenegé y ahora es el secretario general jurídico (o sea su jefe), elaboraron una serie de anteproyectos de Ley que se desarrollarían de llegar al poder.

¿De qué tratan esos proyectos?

Tenemos proyectos de reformas laborales, comercio exterior e inversiones, tributarias, al sector energético y petrolero, para la eficiencia de trámites, para la contratación pública… estas son decisiones que van de la mano con el aspecto político y avanzan progresivamente… Lo que se está haciendo es conversar con instituciones y actores involucrados tomando como base estos anteproyectos, pero también escuchando, nutriendo estos proyectos con las opiniones de la sociedad civil.

Publicidad

¿Cuántos son?

Fácilmente le diría más de 20 proyectos.

¿Hay algún calendario para presentarlos? ¿Depende de estos diálogos que menciona?

Depende de los diálogos. La idea es que sean ya documentos muy consensuados para que tengan factibilidad y fuerza en el Legislativo que permitan que sean aprobados. No le puedo decir que tenemos una agenda o línea de tiempo para presentarlos, pero sí son proyectos que se están discutiendo y mejorando. Algo que hay que destacar es que muchos de estos documentos se trabajaron con la documentación pública que se tenía sobre las instituciones relacionadas a los proyectos, pero otra cosa es llegar (al gobierno) y ver la realidad, qué es lo que tenemos, si hay más problemas de los que esperábamos… Por ejemplo, en el caso del IESS, el Consejo Directivo está levantando información para saber cuál es la situación, antes teníamos ideas de reformas a la Seguridad Social pero nos faltaba conocer los problemas, las cifras, los números… Eso es lo que estamos trabajando en estos días.

¿Y podrían ser más iniciativas según lo que vayan encontrando?

Sí, por supuesto, le he dicho las temáticas específicas, pero hay reformas que los ministros y secretarios nacionales identificarán y las podrán trabajar con el Ejecutivo para implementarlas, si es posible vía decreto para que sean más rápidas, mejor.

Publicidad

La presidenta de la Asamblea, Guadalupe Llori, ha dicho que esperan aprobar 85 leyes en un año. Esto sin contar las que ustedes envíen. ¿Cree que es una meta muy ambiciosa?

Si la Asamblea presenta proyectos con líneas parecidas a los del Ejecutivo, compareceremos ante las comisiones y presentar nuestras opiniones y cambios que consideremos necesarios. No nos cerramos a trabajar los proyectos en conjunto con la Asamblea… Que se puedan proponer y discutir 85 proyectos lo creo, partiendo de la premisa de que son 137 asambleístas; que se aprueben todos sería algo inusual, pero si son así de productivos, enhorabuena.

Ya hablando de sus delegaciones, ¿qué planes tiene el Gobierno para la Enami?

Minería responsable con el medio ambiente, protegiendo fuentes de agua, flora, fauna. Erradicar el comercio ilegal de los minerales, haciendo que la actividad sea atractiva, que el control sea correcto para todas las empresas que operan en el país.

Hay comunidades aledañas a los proyectos mineros que se sienten afectadas. ¿Cómo se atenderá esta problemática?

Primero, verificar el estado de los proyectos, si han cumplido la normativa; luego ver si el territorio en el que están asentados es o no adecuado, que no se impacte a las comunidades. Hay que reconocer que se han dado irregularidades en las concesiones mineras y eso es algo que se tiene que revisar desde el Ministerio de Energía y Recursos Naturales.

El presidente ofreció en campaña hacer veedurías a los proyectos mineros que puedan afectar el ecosistema. ¿A qué entidad le corresponde esto?

A la Agencia de Control Minero que está adscrita al Ministerio.

¿Cuáles son los ejes de trabajo de la ANT?

Hay dos planes muy importantes; primero, un verdadero plan informático que no permita la intromisión de terceros para realizar actos de corrupción, todos sabemos que en la ANT los negocios han sido recuperar puntos de licencias, cupos o frecuencias de transportes, eliminación de multas, todo eso debe acabar a través de un sistema blindado que esté bajo el control de la Agencia y con registros de las personas que ingresan; segundo, trabajar técnicamente en la seguridad vial, hay que identificar cuáles son las carreteras, las vías que representan mayor peligro para la ciudadanía y cuáles son los motivos para cambiar la señalética, los controles, las medidas de seguridad y reducir los accidentes de tránsito. Además, procesos de simplificación de trámites como la matriculación y revisión vehicular, y otros. Estos temas hay que trabajarlos con los gobiernos locales y hasta con los concesionarios de vehículos para beneficiar a los ciudadanos.

¿Hay plazos para implementar estos dos proyectos que señala?

Vamos a tener este miércoles (30 de junio) una sesión de directorio en la que evaluaremos los avances de esta hoja de ruta que trazamos desde la primera reunión.

¿Cuál es el plan del Cepai para atraer inversiones?

El tema es extremadamente importante para el presidente, estamos trabajando fuertemente para facilitar y quitar las trabas a los procesos de inversión en el país, para que esta sea atractiva, rápida, que los recursos lleguen y se genere más empleo, más productividad y más competitividad.

¿En qué áreas cree que habría más interesados en invertir?

La visión del Gobierno es atraer inversión en todas las áreas, no hay un límite o un grupo en especial…

Pero, por ejemplo, en un foro previo a su posesión Lasso hablaba de que se impulsarían las concesiones de telefónicas, carreteras, la venta del Banco del Pacífico… ¿Hay más interés en promover estos sectores?

Esos han sido sectores en los que el Estado ha estado involucrado a través de empresas (públicas) y lamentablemente se han dado manejos incorrectos e ineficientes. Por eso hay gran interés, pero no es que tengan más prioridad que otros. (I)