PORTOVIEJO

Con un tambor, con pancartas anunciando la fecha de inicio de la obra y hasta con su voz, el abogado George Farfán le dedica varias horas cada miércoles a su pedido de que se concluya la rehabilitación y entre en funcionamiento el edificio del Palacio de Justicia de Portoviejo, una de las estructuras físicas afectadas en el terremoto del 16 de abril de 2016.

“¿Y la corte pa’ cuándo?” se llama la acción cívica que Farfán ha emprendido desde hace más de tres años, antes de que se firmara el contrato de rehabilitación. Y esa frase también la ubica en varios carteles que lleva cada miércoles para exigir que se cumpla con la culminación de este proyecto.

Farfán lleva su conteo: hasta la semana pasada él tenía 169 semanas sentándose en la esquina de la calle Sucre, en pleno centro de Portoviejo, clamando para que las autoridades del poder judicial, en especial el Consejo de la Judicatura (CJ), asambleístas y autoridades de la provincia se manifiesten no solo cuando estará la rehabilitación, sino su funcionamiento.

Publicidad

“Si este edificio estuviera reconstruido, la reactivación económica de este sector estuviera en un 80 %”, señaló Farfán, e indicó que nadie se pronuncia sobre cuándo definitivamente estará la estructura física, que en primera instancia anunciaron las autoridades judiciales que estaría en diciembre del 2021, luego en marzo de este año y que ahora se prevé que estaría a mediados del 2022.

El 8 de octubre de 2019, mediante resolución CJ-DG-2019-070, el director general y representante legal del CJ de aquel entonces, Pedro Crespo, adjudicó al consorcio RPJ -de Manabí- el contrato para la reconstrucción del Palacio de Justicia de Portoviejo, por un monto de 4,8 millones de dólares, más el impuesto al valor agregado.

Edificio de la Corte en Portoviejo no será demolido

La obra, según el contrato, debería tener una ejecución de 360 días, y el inicio de los trabajos sería el 2 de junio de 2020, es decir, a la fecha la rehabilitación lleva once meses de atraso.

La obra contempla la restauración de áreas afectadas y la repotenciación de espacios que permitirán una mayor funcionalidad para servidores y usuarios y prestarán sus servicios la Corte Provincial de Justicia de Manabí, unidades judiciales laborales y civil de Portoviejo, el Tribunal Contencioso Administrativo y Tributario, la Dirección Provincial del CJ, al igual que las áreas de archivo, citaciones y atención a usuarios.

Publicidad

Actualmente obtener versiones desde funcionarios del CJ en Manabí es casi imposible, pues ante el requerimiento para una entrevista a Verdi Cevallos, director provincial del CJ en esta provincia, y conocer sobre avances de obra, se indicó que este tema lo manejan autoridades del CJ en Quito. En la cuenta del CJ de Manabí, en la red social Twitter, se dice que el pasado 22 de abril, Juan José Morillo, vocal de esta entidad, realizó un recorrido en la obra de reconstrucción de la edificación, mientras que en febrero pasado Fausto Murillo, presidente del CJ, también visitó la obra y en aquella época se informó que el avance de obra llegaba al 75 %.

La semana anterior la Comisión Nacional Anticorrupción (CNA), en Manabí solicitó auditar el contrato para reconstruir el Palacio de Justicia, que fue adjudicado a la empresa RPJ; cuyo registro no consta en la Superintendencia de Compañías, y que de acuerdo con una publicación en redes sociales (página Registro Único de Contribuyente), tiene su sede en el cantón Chone y tuvo el inicio de actividades el 9 de octubre de 2019, es decir, un día después de que le fuera asignada la ejecución de esta obra.

Julio Villacreses, integrante de la CNA-Manabí, señaló que la Contraloría de oficio debe auditar con el carácter de urgente el contrato de reconstrucción del Palacio de Justicia de Manabí.

Farfán expresó que no se sabe si la empresa que realiza la rehabilitación del edificio ha sido multada por los atrasos. “El contrato establece multas de 5.000 dólares diarios, pero no hay información clara y precisa”, declaró Farfán.

Este jurista portovejense dijo que permanecerá en la lucha hasta que funcionen las oficinas del Palacio de Justicia. “El día que entre en funcionamiento, así como puse “la corte pa´cuándo”, también haré un letrero de misión cumplida”, añadió Farfán. (I)