Los mítines políticos que realicen los dos candidatos presidenciales durante los 24 días de campaña electoral se regirán bajo las mismas normas biosanitarias que se aplicaron para las elecciones pasadas del 7 de febrero.

El Consejo Nacional Electoral (CNE) decidió no aplicar modificaciones al protocolo para evitar contagios de COVID-19 en esta fase del proceso electoral, en el que participarán dos candidatos que buscarán el voto de 13′099.150 electores en la segunda vuelta, prevista para el 11 de abril.

Dicho protocolo permite dos actividades presenciales: las caravanas y caminatas.

Las agrupaciones políticas están obligadas a observar que sus simpatizantes utilicen mascarilla, mantengan el distanciamiento social y porten alcohol en gel al 70%.

Publicidad

Reforzar la capacitación a los miembros de las Juntas Receptoras del Voto: el reto del CNE para la segunda vuelta electoral

En los dos eventos está prohibida la entrega de artículos promocionales para evitar el contacto entre personas.

El CNE planificó tres mecanismos para los actos proselitistas. Por ejemplo, en los cantones con más de 100.000 electores como Quito, Guayaquil y Manta podrán participar 200 personas, con un vehículo principal.

Se permitirán caminatas dos veces al día de lunes a domingo, en un recorrido de 14 kilómetros y con una duración de 1:45 minutos.

En 145 cantones de entre 100.000 y 10.000 electores se permiten actos con 150 personas, en un vehículo con diez ocupantes.

En otros 54 cantones con menos de 10.000 electores durarán 30 minutos con 100 personas y un vehículo con diez ocupantes.

Quienes participen en estos eventos políticos no deben estar contagiados de COVID-19, y no habrá dos o más eventos en una misma jurisdicción para evitar aglomeraciones.

Publicidad

El calendario electoral fijó entre el 16 de marzo y el 8 de abril el desarrollo de la campaña. Y para ello estableció los montos del Fondo de Promoción Electoral y el límite del gasto electoral.

El fondo, que es el recurso estatal que se asigna para la promoción de los presidenciables en medios de comunicación, asciende a $ 803.135. Para cada candidatura son $ 401.567.

En el caso de que los candidatos participen por alianzas, el Código de la Democracia establece un incentivo del 20% por cada organización política.

De esa forma, el valor total ascendería a $ 562.193 para cada candidato, pues el 20% corresponde a $ 80.313.

En tanto, el límite del gasto, equivalente a fondos privados que los movimientos y partidos gestionen para la promoción, se definió en $ 2′095.864.

Este valor corresponde al 40% de lo que se determinó para la primera vuelta, que en ese caso ascendió a $ 5′239.660.

Respecto de los fondos privados, el Código de la Democracia obliga a los sujetos políticos a informar al CNE cada quince días de dónde provienen las donaciones en numerario o especie, sus ingresos y egresos. (I)