Construir un “proyecto político” es una posibilidad que emergió del paro nacional en el que convergieron tres movimientos sociales: la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie), la Confederación Nacional de Organizaciones Campesinas, Indígenas y Negras (Fenocin) y el Consejo de Pueblos y Organizaciones Indígenas Evangélicos del Ecuador (Feine).

El 24 de mayo de 2022, en el teatro de la Casa de la Cultura, los líderes de los tres movimientos unificaron sus bases para anunciar el inicio de una movilización territorial para que el presidente Guillermo Lasso cumpla una agenda de diez puntos.

Esta agenda la impulsaron a lo largo del primer año de mandato de Lasso, con un pedido principal: reducir los precios de la gasolina extra, ecopaís y el diésel.

El 13 de junio, las medidas de hecho arrancaron con los bloqueos de carreteras del país y protestas, hasta llegar al 20 de junio, cuando trasladaron a sus bases hasta la capital.

Publicidad

Organizaciones indígenas destacan los logros alcanzados luego de 18 días de paro nacional

Tras 18 días de esta paralización nacional, este 30 de junio, con la firma de un acta de paz y reconciliación con el Gobierno, y que tuvo como intermediador a la Iglesia católica, las bases levantaron las acciones y retornaron a sus comunidades.

Los tres movimientos se sienten ‘fortalecidos’, unidos, aunque respetando sus autonomías y con la expectativa de que el régimen cumpla en 90 días su agenda social en mesas de ejecución.

No obstante, estas ‘jornadas de lucha’ trazaron una nueva aspiración que la dejó sobre el tapete el presidente de la Conaie, Leonidas Iza: la construcción de un proyecto político.

Tras la firma de esa acta, que se dio en la Conferencia Episcopal Ecuatoriana (CEE), Iza y los vicepresidentes de la Feine, Samuel Lema, y Jatari Serrano, de la Fenocin, se trasladaron hasta la Casa de la Cultura para celebrar que el presidente Lasso haya aceptado reducir, en total, 15 centavos a la gasolina extra, ecopaís y el diésel.

Publicidad

QUITO (30-06-2022).- Rueda de prensa, en la Conferencia Episcopal Ecuatoriana, de las autoridades del Gobierno y las organizaciones indígenas, en la cual finalmente firmaron un acta que indica el fin del paro nacional que duró 18 días. Alfredo Cárdenas/ EL UNIVERSO. Foto: El Universo

Se ofreció trabajar en la focalización de los subsidios a los combustibles para los sectores sociales y campesinos; además, se derogó el decreto 95 sobre la explotación petrolera y reformó el 151 para prohibir la explotación minera en zonas de protección ambiental y territorios indígenas.

En el ágora de la Casa de la Cultura, cientos de manifestantes esperaban a sus líderes para escuchar las conclusiones.

Serrano resaltó la unidad de los tres colectivos, al igual que lo hizo Lema; y en medio de la efervescencia popular, resaltaron a Leonidas Iza como la figura que encabezó ‘la lucha’.

AME575. QUITO (ECUADOR), 30/06/2022.- El presidente de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador, Leonidas Iza (c), habla a los indígenas en la Casa de la Cultura al término del paro nacional hoy en Quito (Ecuador). El Gobierno de Ecuador y el movimiento indígena firmaron este jueves un acta que puso fin a las protestas por la carestía de la vida, en la que se recoge un acuerdo en que el Ejecutivo acoge parcialmente las demandas que motivaron una movilización que duró 18 días. EFE/Santiago Fernández Foto: Santiago Fernández

Iza señaló que eran “mandatos mínimos” los que se alcanzaron para aliviar el alto costo de la vida que enfrentaban las comunidades, por efecto de los precios de los combustibles, y, en esa línea, el dirigente hizo una declaración.

Publicidad

“Pero necesitamos construir. Con la unidad de nuestras organizaciones vamos a garantizar la lucha, pero respetando nuestras diferencias. Invito a los blancos, mestizos, negros, hagamos un trazo, un proyecto político que en la verdad transforme. Falta mucho que hacer”, manifestó.

Anunció que en los próximos 15 días construirán un plan que articule el trabajo entre las estructuras comunitarias con la ciudad, aunque no precisó cuáles serán las bases de ese plan y en qué aspectos estarán enfocados.

La Feine y Fenocin eran afines al gobierno de Rafael Correa, e incluso se movilizaban en las denominadas contramarchas que hacía la Conaie.

Pero en octubre del 2019, cuando el expresidente Lenín Moreno eliminó por Decreto Ejecutivo 883 los subsidios a los combustibles se unieron a la Conaie, que bajo la presidencia del dirigente amazónico Jaime Vargas impulsaron las manifestaciones.

Publicidad

Participaron de los diálogos que dieron paso a la derogatoria de dicha medida tras doce días del paro y se formó el denominado Parlamento de los Pueblos, que no se ha reactivado.

Dieciocho días de paro dejan cerca de 300 investigaciones abiertas en Fiscalía y más de 160 personas detenidas por la Policía a nivel nacional

Gary Espinoza, actual presidente de la Fenocin, aclaró que su organización no es parte del Parlamento de los Pueblos, pues tienen su “propio camino e independencia y responden a otras articulaciones para fortalecer el movimiento social”.

Recuperó el concepto de que hay unidad en los tres movimientos que en las jornadas del paro los “fortalecieron”, aunque seguirán su “camino con autonomía”, sin desestimar que cuando existan convocatorias unitarias las apoyen para enrumbar procesos de reactivación en el sector campesino y agricultor.

Espinoza recalcó la autonomía de la Fenocin, y de todas formas aspiró a que la unidad que mantuvieron no se “rompa, porque juntos son más fuertes”, sobre todo en los próximos días, cuando deben instalarse mesas de diálogo con representantes del Ejecutivo para que se viabilicen sus pedidos.

El presidente de la Feine, Eustaquio Tuala, evitó dar declaraciones después de estos 18 días de paro. Sin embargo, en estas manifestaciones, ha dado un mensaje de “unidad” de las bases sociales y que en este proceso, él, Iza y Espinoza tomaron decisiones “libres de corrupción”. (I)