El partido político Izquierda Democrática (ID) anunció que dentro de su bancada se conoció de un supuesto caso de corrupción, que se dará a conocer en las próximas horas. Este sería el segundo que surge desde sus filas.

En un comunicado de este 14 de septiembre, titulado ‘Izquierda Democrática depura sus filas’, el partido anunció que el jefe de bancada, Alejandro Jaramillo, dará a conocer de este hecho, y actuarán conforme al Estatuto y al Código de Ética interno.

Comité de Ética alista audiencia para práctica de pruebas en investigación a la legisladora Bella Jiménez

Además, se suscribirá un documento que autorice el levantamiento del sigilo bancario y de los procesos de investigación que existan, como en la Contraloría General del Estado. “Con ello, la Izquierda Democrática demuestra que sus asambleístas no tienen nada que esconder”, cita la misiva.

La primera denuncia se dio a conocer en los medios digitales Periodismo Ec y La Historia, en los que se muestran audios y chats de la asambleísta y segunda vicepresidenta de la Asamblea Nacional, Bella Jiménez, que fue expulsada de la ID al conocerse sobre una supuesta gestión de cargos públicos.

Publicidad

La legisladora enfrenta dos procesos de investigación: uno en la legislatura y otro que se realiza en la Fiscalía del Estado.

Jaramillo y la asambleísta de UNES Victoria Desintonio presentaron las denuncias en contra de Jiménez, que se tramitan en el Comité de Ética, por haber incurrido en los numerales 3 y 4 del artículo 163 de la Ley Orgánica de la Función Legislativa (LOFL) sobre no gestionar cargos públicos y acceder a dietas que no correspondan a su actividad como legisladora.

La ID no ha dado a conocer aún quién sería el legislador involucrado en el supuesto hecho de corrupción.

Asambleísta Bella Jiménez presenta pruebas de descargo y denuncia una ‘persecución política con fines oscuros’

Pero en las últimas horas uno de los legisladores, Eckenner Recalde, difundió un comunicado en el que aclara sobre la difusión de una lista de asambleístas que tendrían glosas en la Contraloría.

“En lo que a mí corresponde, indico que se hace referencia a cuatro glosas. La primera, cuando fui procurador síndico en el Municipio del cantón Pedro Moncayo; y la otra, cuando desempeñé mis funciones como jefe de Talento Humano en la Empresa Metropolitana de Rastro de Quito”.

Recalde describió las condiciones en las que fueron resueltas estas auditorías en el organismo de control, en las que por ejemplo, se desvanecieron glosas cuando era procurador síndico del cantón Pedro Moncayo, una de ellas por responsabilidad civil solidaria por $ 6.000.

Y que como jefe de Talento Humano en la Empresa de Rastro enfrentó una predeterminación de responsabilidad administrativa culposa, debido a diferencias en el registro de nómina. Por ello, tuvo una multa de $ 366 en el 2016, la que fue cancelada. “Cabe aclarar que yo nunca he manejado recursos financieros, en ninguna institución”, enfatizó en su comunicado. (I)